Ateos evangélicos

Si bien hablar de “ateos evangélicos” parece una contradicción, uso esta expresión para referirme a aquellas personas que hacen de su ateísmo una cruzada permanente de la que jamás se rinden.

Para ser honesto, debo advertir con cierta vergüenza que yo fui en algún momento un ateo evangélico. Siempre que alguien hablaba de Dios, o de algún santo o de cualquier idea de fuerza  superior omnipotente, incluyendo al Monstruo de Espaguetti Volador, sacaba de inmediato la artillería pesada y empezaba a despotricar. No hay que ser demasiado listo para saber que Dios no existe, ¿verdad? Claro que no. Y por cierto tenía la necesidad imperiosa de demostrar mi punto de vista para que no quedara espacio a ninguna duda. De hecho la lista de argumentos para divertirse a costa de los creyentes es tan extensa, que hice una lista aparte como ayudamemoria.

Es aquí donde entra la parte evangélica del asunto. Todos tenemos una opinión. Está bien compartirlas e intercambiarlas, debatir, conversar, discutir un poco, llegar a acuerdos, terminar en desacuerdos. Es parte de la maravilla del lenguaje. Pero si estamos conversando de un tema cualquiera, y uso un megáfono para que me escuchen, no es una conversación.

A muchas personas, y me incluyo, les molesta sobremanera la forma que tienen algunas iglesias evangélicas (también mormones, Testigos de Jehová, Adventistas…) de cumplir con su mandato de enseñar y difundir la palabra. Ponerse un domingo en la mañana con parlantes a alabar al Creador con cánticos y sermones es una molestia que aleja a muchas más gente de la que atrae. Que golpeen la puerta y te pasen revistas a cambio de una donación voluntaria, o que te atajen en la calle con preguntas del tipo “¿Estás consciente que te vas a ir al Infierno?” no es agradable ni divertido.

Pero aunque a nadie le guste, la libertad de culto sigue siendo un derecho garantizado por la constitución. Sí, amigos ateos, la gente tiene el derecho a creer en Zeus, Buda, Gokú, Jesús o Superman sin tener que darle explicaciones a nadie, ni convencerlos de ninguna manera científica para probar algo. Creer en lo que uno quiera o elija creer es un derecho inalienable amparado por la Constitución en cualquier país donde haya un respeto mínimo por los derechos humanos.

Entonces tenemos por un lado a los evangélicos, que le joden la vida a todo el mundo con sus parlantes, cánticos y cháchara sobre Jehová y todo lo que se supone que tenemos que hacer, y por el otro a los ateos evangélicos, que también huevean hasta el cansancio, pero para afirmar lo contrario. Quizás unos tengan más razón que otros, pero ¿de verdad es justo y necesario seguir hinchando las pelotas a todo el mundo con sus argumentos? ¿Reiterar mil veces que según un estudio X la gente inteligente tiende a no creer en Dios, como si los creyentes fueran a replantearse sus creencias después de escucharlos?

Lo que pasa, amigos, es que están mal enfocados. No deben considerar su ateísmo militante como la necesidad de molestar a las personas que creen en un ser (o seres) superiores, da lo mismo que la ciencia diga o no algo al respecto. Está bien que sepan que Dios no existe, (igual que el conejo que caga huevos de chocolates o el viejo pascuero, que son igual de absurdos), pero eso no es razón para comportarse igual que los evangélicos, que no pueden pasar cinco minutos en una conversación sin decir “amén”, “el señor” “Jesucristo” o “Aleluya”. Ustedes, ateos evangélicos parecen estar incapacitados para poder evitar comentarios como “Dios es el viejo pascuero de los adultos”, “Si Dios existe, ¿por qué permite el mal en el mundo?” o sus muy repetidas frases hechas del tipo “Soy ateo gracias a Dios”, “Demostrar la existencia de Dios con la Biblia es como demostrar la existencia de Superman con un cómic” o “Con Dios ni a misa“.

¿Han escuchado alguna vez a alguien pelando a otra persona diciendo “lo único de lo que habla Fulano que habla es de X cosa. Parece que no tuviera otro tema”? Con ustedes pasa lo mismo. Agotan y no aportan, sienten que le están haciendo un gran favor al mundo pero no es así.

Quiero repetir que mi actitud era muy similar hasta hace poco, pero en algún momento empecé a preguntarme si tiene sentido seguir discutiendo la existencia de lo que sea que esté en cualquier lugar. Dejar a las personas tranquilas con sus inofensivas creencias no va a hacerle daño a nadie, siempre y cuando las mantengan dentro de sus cabecitas y no traten de imponérselas a nadie.

Ateo mala onda
A esto me refiero. Es equivalente a usar una polera que diga “los gitanos no tienen alma”. Claro que no la tienen, pero ¿es necesario refregárselo en la cara?

Dicho sea de paso, en términos epistemológicos, a lo largo de la historia la ciencia siempre ha estado mucho más equivocada que en lo correcto, y pensar que hoy tenemos verdades definitivas es una idiotez cuya pedantería sólo es comparable a la de los idiotas que construyeron el Titanic. Si Stephen Hawking dice que no hay mucho espacio para un Creador considerando las actuales teorías sobre la creación del Universo, es algo que a) es todavía una teoría científica no demostrada b) lo dice un tipo que lleva treinta años necesitando ayuda para limpiarse el culo. La ciencia cerrada no es ciencia, y por cierto que la necesitamos, aún cuando suele estar más equivocada de lo que estamos dispuestos a aceptar.

Solo porque hasta ahora no podamos demostrar la existencia de fantasmas, elfos o Dios no significa que no existan, porque puede ser tan solo que no hemos desarrollado la tecnología para detectarlos. Aquí hay una falacia evidente (aprovecharse de la imposibilidad de refutar su existencia para declarar dicha existencia), pero no deberíamos negar la posibilidad que la ciencia descubra algo nuevo en cualquier área específica (sin excluir seres de otras dimensiones).

Nota al margen: Nadie es más inteligente o más “científico” por el mero hecho de declararse ateo. Muy pocos de los ateos que conozco aplican el pensamiento racional en todas y cada una de sus decisiones personales. Creo incluso que la mayoría es incapaz de citar los pasos del método científico, y para muchos la ciencia como es algo alejado por completo de sus vidas, a lo más miran por la tele algún documental de cable que trata de condensar una década de investigación en un programa de media hora. ¿Leer cinco papers de 200 páginas que dicen cosas contradictorias sobre el mismo medicamento para comparar la calidad de las investigaciones y referencias? Ni cagando.

Corolario a la nota al margen: Ser ateo no implica ser “escéptico”. Negar la existencia de Dios no implica que una persona niegue fenómenos como el tarot, la quiromancia, los videntes, las teorías conspirativas de Salfate o cualquier otra estupidez semejante. Hay personas que no creen en ninguna fuerza superior, pero sí en “malas vibras”, “almas en pena” u otras tonterías parecidas.

Comentario al corolario a la nota al margen: Ser ateo escéptico dista mucho de ser un equivalente a “inteligencia”.

Antiteísmo

El antiteísmo es una postura política, no filosófica o espiritual. No se trata de discutir acerca de la existencia o no de Dios. Eso es parte de las convicciones personales de cada persona, y no tiene sentido tratar de demostrar nada al respecto.

El antiteísmo es el reconocimiento explícito y decidido que las religiones organizadas son nefastas para la humanidad y combatirlas de forma activa. Así de simple. En esto, amigos, es en donde parecen estar confundidos. Si alguien cree en la Biblia, en Yavé o en un Unicornio Rosa, da igual. Solo si esa persona decide emprender acciones políticas relacionadas con dicha creencia, es que hay que detener las cosas.

¿Alguien se declara católico? Dejémoslo. Pero si ese alguien quiere impedir un concierto de rock porque las letras son satánicas, entonces la influencia de su religión excede el ámbito espiritual.

Si una persona decide no tener una vida sexual activa, es su decisión, porque el derecho a la soberanía sobre el propio cuerpo no es solo para abortar o fumar yerba, sino también para decidir no tomar café, no tener relaciones sexuales o no masturbarse. El problema es cuando la iglesia adopta una postura política que trata de influenciar donde y cuando no le corresponde.

Curas abusadores
En estas situaciones hay que concentrarse, no en atacar a los creyentes

Lo mismo pasa con ciertos debates valóricos, como el derecho a la propia muerte o al aborto. La opinión que pueda tener en Chile cualquier iglesia al respecto se la pueden meter por la raja, porque aspiramos a un Estado Laico, sin ninguna clase de intervención basada en la moral impuesta por un grupo de personas que deciden creer en algún anciano con barba que mira desde el cielo.

Aquí nos topamos con ciertos problemas que resolver. Por ejemplo, ¿es válido que existan colegios católicos donde se enseñe religión? ¿Es razonable que una universidad obligue a sus alumnos a tomar ramos teológicos en cualquier carrera? Considerando que la libertad de enseñanza es también un derecho constitucional, ¿que derecho es más elevado?

Otra pregunta ¿Como podemos evitar que los sacerdotes abusen de niños, sin eliminar por completo el culto en sí mismo? (de nuevo, la libertad de culto es un derecho).

Los antiteístas deberíamos conversar más sobre esto en lugar de si Dios existe o no. Si algún canal de TV decide transmitir alguna misa, que lo haga. Si un obispo quiere desear feliz Navidad a todo el mundo, adelante. Pero si ese mismo cura habla dos palabras de cualquier cosa que no le corresponda, entonces hay que reaccionar y mandarlo en una viaje de ida y sin escalas a la mismísima mierda.

El ejemplo más claro de como una religión organizada es una institución negativa en sí misma lo tenemos con la iglesia católica en su conjunto, que permite y oculta los casos de abusos sexuales que tienen a sacerdotes como protagonistas. ¿Que otra institución tiene un récord semejante en todo el mundo? En ese tipo de situaciones tenemos que concentrarnos.

El antiteísmo busca romper la influencia de cualquier iglesia en temas no relacionados con la espiritualidad. Eso significa también eliminar la mitad de los días feriados, porque son religiosos. O buscamos otras cosas que celebrar o trabajamos más, porque hay que ser muy caradura para ser ateo y celebrar la navidad o pedir que el día de la Virgen de Algún Lugar sea feriado.

Escrito por Boolture

8 Comentarios en “Ateos evangélicos

  1. DrkGhost Responder

    Enero 8, 2012 at 10:11

    Pienso que hay muchas cosas que no van a lugar… tú mismo afirmas (porque lo afirmas) la no existencia de Dios y luego vienes con que “pensar que hoy tenemos verdades definitivas es una idiotez”, y luego desacreditas a Hawking por ser un inválido xDD! Creo que deberías evitar ensuciar tus entradas con caca, porque pierden credibilidad. No puedes ignorar las teorías científicas porque “no han sido comprobadas”, existen muchas teorías que además de teorías también son un hecho, o me vas a negar que la Tierra no gira alrededor del Sol (la teoría heliocéntrica), o que los seres vivos no están hechos de células (teoría celular), o que la superficie de la Tierra no está dividida en capas sólidas que se han movido en una escala de tiempo geológica (la teoría de las capas tectónicas), ¿eres capaz de negar la teoría de la evolución? Estas teorías se obtienen a través del método científico, si desechas las teorías desecharías a la ciencia, a veces una teoría es todo lo que tenemos para acercarnos a la verdad mientras no sea refutada, ¿o prefieres quedarte con las manos vacías? El método científico se basa en la inducción porque muchas veces es imposible analizar el 100% de los casos para llegar a una tesis 100% válida, pero mientras no encontremos la excepción a la regla sera científicamente válida, de todos modos esta parte es irrelevante.

    Ahora respecto al antiteísmo -la parte importante-, dudo que como dices, esta gente se reuna a discutir la existencia de Dios, ya que como todos son ateos… no hay nada que discutir, ¿no crees?

    Ahora, como minoría que somos (antiteístas) ¿qué ganaríamos con discutir entre nosotros aquellos importantes problemas que planteaste? No mucho… ¿Estás de acuerdo? Es por ello que necesitamos difundir el mensaje, ¡expandir la plaga!

    Al contrario de tu caso, yo acostumbraba a callar y evitar debates acerca de la existencia o no existencia de Dios. ¿Para qué iba a entrar en debate si tenía todo perfectamente claro en mi cabeza? Normalmente las personas buscan debatir por dos razones -por lo menos en el tema de Dios-:

    1) Porque están inseguras acerca de su posición frente a un tema. Buscan el debate precisamente para obtener cierta seguridad acerca de sus ideas si ganan, o cambiarlas si pierden (difícilmente la gente lo hace).

    2) Para persuadir -o disuadir- al interlocutor.

    Recientemente cambié de parecer y busco el debate. No por el primer punto ya que sigo teniendo todo perfectamente claro, sino que por el segundo. Antes no tenía un motivo (lo tenía, pero no claro) para convencer a nadie acerca de la no existencia de Dios, pero debido a que me enteré de lo nociva que es la religión para la salud de la sociedad, y la sociedad en sí (creo que estás de acuerdo), que me di cuenta que hay que hacer algo. Basta con la cadena de generaciones, en que la gente les lava el cerebro a sus hijos desde bebés, y luego los llevan a Iglesias para que los curas pedofilos les laven la frente, y a veces… el culito.

    Además la religión también me afecta a mí, a ti y a todos quienes no tenemos nada que ver con ella. Se puede decir que Chile es un estado laico -o al menos aspira a ello-, pero en la práctica es muy distinto. Les recuerdo que en Chile, dos tercios de la población es católica (incluyendo a Piñera xd) y eso tiene mucho peso en la política. La Iglesia está metida en todo, basta con ver las noticias…

    ¿Conoces el programa The Atheist Experience? Si no, lo recomiendo. Ellos practican el “ateo evangelismo” por el bien de la sociedad, se dedican abrirle los ojos a la gente para sacarlas de la religión, al igual como lo hacen otras instituciones con las drogas y el alcohol…

    Uff… me alargué bastante, espero por lo menos alguien se de la paja de leerme.

    Saludos.

  2. Assilem Responder

    Enero 8, 2012 at 3:17

    DrkGhost: Entiendo la postura de considerar dañinas a las religiones. Pienso que fueron creadas para darle seguridad y rayarle la cancha a las sociedades de antaño, pero ahora están en descomposición y toda esa carroña nos está afectando.

    Sin embargo, si alguien cree en Dios y respeta a quienes le rodean, sean creyentes o no, ¿porqué al resto tendría que importarle su opción? ¿De verdad necesita que lo saquen de la religión?

    Si quieres hacer algo para “salvar” a la gente de las religiones dañinas, aprende a aceptar credos distintos. Demuestra que eres más respetuoso que quienes imponen sus creencias con fines “altruistas”, sobre todo, demuestra que te importa más la persona que su credo.

    Y aléjate de los megáfonos.

    Saludos.

    P.S: ‘Ta weno el post.

  3. JP Responder

    Enero 8, 2012 at 4:08

    Comparto totalmente la última parte, al final el problema está en los efectos, y es ahí también donde está la preocupación de los creyentes: evitar a toda costa que la religión deje de influir en el espacio público.

    Sobre la primera parte, considero un error, tanto de los creyentes a la defensiva como de los ateos a la ofensiva, catalogar al ateísmo como un acto de fe, porque no lo es, corresponde a un paradigma totalmente distinto, y requiere actitudes distintas. Por ejemplo, un ateo no podría andar por la vida predicando la no existencia de dios y recitar frases como dogmas, pero sí aportar pruebas lógicas y razonadas sobre discusiones teológicas y morales que los creyentes responden con frases como “dios lo quiere así”. El ateísmo, como me gusta afirmar, no es una creencia ni un acto de fe, es una convicción sostenida sobre la base de razonamiento lógico y pruebas contrastadas, tal como lo es la teoría del big bang o la evolución.

  4. Bugs Responder

    Enero 11, 2012 at 8:38

    Me considero creyente pero mi wife es atea. Solucion? el tema no se toca. Llevamos 15 aNos (no tengo enie) juntos y nunca hemos discutido el tema.
    Si, bautizaremos a nuestro hijo ,pero despues de eso las decisiones son de el. (Ojala no me salga canuto o de la religión de Tom Cruise). Por que lo bautizaremos? Por si acaso… Si Dios no existe, perdimos tiempo con el bautizo (pero abuelos están contentos y yo tb) y ese es el peor resultado. Dios, si existe un tick extra para el nino (todos contentos).

    Primera comunion, confirmacion y todo el resto sera su decision sin ninguna presión por nuestra parte.
    Lo interesante es que yo no estoy muy de acuerdo de mandarlo a una escuela católica pero mi esposa si (debido a los valores que demuestran, pero ella fue a una escuela católica en Australia, yo en Chile). Yo fui a una escuela católica privada 1er y 2do medio después de haber siempre ido a escuela publica. Me impresiono las diferencias de calidad de educación y al mismo tiempo el porque no todos podemos compartir lo mismo y porque la plata juega un papel tan importante en una escuela religiosa? Eso me decepciono, es como que predican pero no practican. Yo creo que una escuela católica no debería cobrar o cobrar algo mínimo. Darle entrada a todo el que quiera (libre de religión, la gente necesita interactuar con todo tipos de diferentes personas con o sin religión). Bueno me estoy llendo pa otro lado na que ver…

  5. Matias Responder

    Enero 12, 2012 at 10:39

    Este es mi segundo post y de primera me declaro creyente y aun que les suene cursi amante de Dios, a la vez comparto con ustedes que “la religiocidad” es el problema, independiente el credo, los métodos de evangelización en ocasiones llegan a ser molestos incluso para una persona de la misma creencia inglesia denominacion ETC. ya que muchos de los métodos son invasivos u hostigantes, creo que la mejor forma de predicar es con los actos, con la moral y en especial con el testimonio de vida, la aceptación del prójimo creo que nace de la felicidad de vivir,
    También me gusta mucho ver puntos de vista distintos de otros credos ideologías o posturas en la vida. en lo personal me ha servido creer e instruirme acerca de “teorías” anteriormente descritas para tener una visión holística y tambien por cultura general y para finalizar creo que la clave para sobrevivir en esta sociedad “laicateaevangelicatolica” es practicar el respeto.
    es mi humilde opinion saludos.

  6. manuel godofredo rodriguez pacheco Responder

    Marzo 23, 2012 at 12:37

    el respeto es para los creyentes, para los otros, la vara de madera

    • kurakensama Responder

      Marzo 29, 2013 at 2:11

      Ese es justamente el problema, Manuel. Yo me considero creyente: creo que no hay ningún dios (al menos, como lo que gente describe como dios), creo que está bien que la gente crea lo que quiera creer, creo que la iglesia es dañina cuando opina de temas que no son religión, y creo que si te acercas con tu vara te la voy a meter en el culo hasta que puedas bailar la macarena con ella, hasta que la ames, y entonces te la voy a quitar.

      Boo, por una extraña razón, estoy 100% de acuerdo contigo.

  7. Wilfred Rocco Responder

    Marzo 29, 2013 at 4:53

    El ateísmo militante o evangelista o el-nombre-que-ud-le-quiera-poner va a dejar de existir una vez que la religión deje de inmiscuirse en la sociedad. El ejemplo más claro es que no existe ningún movimiento anti-unicornista para luchar en contra de los creyentes en unicornios.

¡Comenta!