NanoWrimo

NanoWrimo es una iniciativa para todos aquellos que, como yo, no terminan de escribir sus novelas (o relatos) o incluso dejan que se queden en la fragilidad de la mente tan solo porque uno no se termina de hacer el tiempo o las ganas para escribir. El problema es que se trata de escribir una novela de 50.000 palabras en 30 días, durante todo noviembre. La única manera de cumplir con el plazo fatal es escribir, escribir y seguir escribiendo, sea como sea, contra viento y marea, sin detenerse ni para rellenar la taza de café. No importa lo mala que sea cada página, al menos será una obra completa sobre la que más adelante podrás trabajar y pulir.

Mala fecha eligieron. O al menos mala fecha para mí, porque debo escribir mi memoria de título, que tengo que terminar sí o sí en las próximas tres semanas y que he postergado varias veces por pura flojera. Por tanto, aunque me inscribí en el sitio, no participaré en lo absoluto. No encontré a ningún otro chileno inscrito (hasta sudafricanos había), así que menos ganas tengo de encontrar el tiempo para hacerlo.

Escribir una novela
Un cliché.

Hace algún tiempo dejé un par de relatos en este mismo blog, pero creo que ni siquiera fueron acreedores de algún comentario, lo que desanima  bastante a cualquiera que, al igual que mi humilde persona, tenga la pretensión de escribir de manera decente. Es probable que  este blog no sea el formato apropiado para ese contenido. Vaya uno a saber.

Así pues, cuando aparezca alguien interesado en leer mi primera -y aún inconclusa- novela, o en revisar parte de los relatos que tengo amontonados juntando polvo, que me avise.  No es poco lo que pido de mi Lector Ideal, así que no hagan fila.* Antes tenía una Lectora Ideal, pero casi siempre encontraba todo bueno (Sólo una vez me hizo críticas, y tenían que ver más con las atribuciones en el diálogo que con el argumento en sí mismo). Digamos que las relaciones entre ella y yo se enfriaron, y aunque me gustaría pedirle que me dé una mano, dudo que acepte (y tampoco espero una respuesta del todo honesta, para que estamos con cosas).

Esta entrada está quedando demasiado personal y mamona, así que la dejo hasta acá. Suele pasar cuando uno está algo desanimado por la vida. Larga vida y prosperidad.

*Dudo francamente que alguien haga fila, pero no está mal soñar un poco. Algunos sueñan con ganarse el Kino, yo con escribir y publicar.