¿Cuanto vale una amistad?

En algún capítulo de la serie Dr. House, Gregorio Casa le pide dinero -creo que eran US$ 5.000- a su buen amigo Wilson y se compra una moto. El asunto es que Gregorio Casa no sólo quiere una moto Honda de 1.000 cc del team Repsol, sino que está tratando de saber qué tanto valora Wilson la amistad que tienen.

Así que, ¿cuanto vale una amistad? “Una verdadera amistad no tiene precio, para todo lo demás existe TarjetaMaestra“. Eso es un hermoso enunciado, pero no del todo cierto. Si entre familiares cercanos suelen haber guerras fratricidas para repartir una herencia, es más razonable aún que en determinadas situaciones una amistad de años se vaya a la cresta por unas cuantas lucas.

HOUSE:  Hugh Laurie con su moto

Pero no tiene sentido pensar -esas típicas preguntas huevonas- en que alguien te dice “te ofrezco un millón de dólares si nunca más hablas con X persona“. Nadie va a ofrecerme ese dinero, y si fuera el caso, perfectamente haría un 2,3 y hasta 4×1.

¿Qué pasa si un amigo de una década les debe dinero y no paga? ¿Si no son cinco lucas, sino unas doscientas cincuenta? ¿Si justo necesitan esa plata y su amigo no les quiere pagar? ¿Si apela a esa misma amistad de años, y si les dice “como te podis enojar por plata, hace cuanto que nos conocemos“?

¿Y si cuando su amigo los llama -siempre en el caso de una situación ficticia- es para pedir ayuda? Porque necesita contactar a alguien, porque necesita que alguien le ayude con un problema de correo, porque desde hace un par de años nadie lo soporta el tiempo suficiente y el único que le aguanta todas sus estupideces es uno?

En ese momento donde estás a punto de tomar el teléfono y decir: “llámame cuando vayas a pagarme. Si no vas a pagarme, mejor no me llames”.

Es entonces cuando uno piensa que la amistad si tiene un precio. Que uno siempre es amigo interesado y no está dispuesto a tragarse eternamente la mierda de alguien sólo porque pasó contigo cuatro años de internado, porque se apoyaron uno al otro cuando habían problemas familiares, atados con minas, crisis vocacionales y todo tipo de situaciones conflictivas. Aunque hayan aprendido juntos a jugar basquetbol y se hayan emborrachado y caminado toda la noche de vuelta a casa.

Eso vale una amistad.  $ 250.000. Que suerte que sea una situación hipotética.

Escrito por Boolture

7 Comentarios en “¿Cuanto vale una amistad?

  1. Melissa Responder

    Marzo 16, 2009 at 12:18

    Lo mejor sería decirle al amigo que ponga en su testamento: “Destino $250.000-. para X persona, con los reajustes pertinentes de UF, IPC y BIMBAMBUM. O las especies de valor que lleguen a esa suma”.

    En todo caso, el dinero más la amistad y/o la familia NO se llevan, salvo en casos de vida o muerte. He sabido de gente que estafa o le queda debiendo a sus propios parientes, ¿cómo no lo van a hacer los que no tienen ningún lazo sanguíneo?

    Salute

  2. Prima Responder

    Marzo 17, 2009 at 9:09

    Ah no… sin letras ni compromisos notariales, que se joda! :twisted:
    Pero hablando en serio, yo he prestado plata sin importarme si vuelve o no. Como decía el pelado: ‘hay que ir caso a caso’.

    Saludetes

  3. Tamara González Responder

    Marzo 18, 2009 at 11:42

    El signo “US$” te quedó separado del 5.000, bájalo AHORA. Jajajajjaa.

    Oye lokillo, está bien interesante tu blog.

    Saludos.

  4. alia Responder

    Marzo 19, 2009 at 2:43

    Boo: dale otra oportunidad, tal vez le has dado muchas pero despues de esa otra mas y otra mas pork es tu amigo

  5. PhG.- Responder

    Enero 29, 2011 at 12:59

    Wn, refran turco (una cultura basada en los negocios y las amistades):
    “Si le prestas dinero a un amigo sólo conseguiras perder tanto el dinero como a tu amigo.”

  6. Lula Responder

    Noviembre 26, 2016 at 12:34

    La amistad que tengo con un amigo [creo que examigo] es por 90 lucas. En serio no me importaba que no me pagara, pero le pedí hace unos días atrás que me hiciera una movida de éxtasis [sí, la droga y sólo el contacto con el tipo que vende] y me dijo: “Por una pastilla no me muevo ni cagando. Pa’ ganarme 5 lucas, mejor me quedo aquí acostado en mi cama”. Lo encontré tan “ándate a la conchadetumadre”, porque el amigo me debe la plata desde junio y todo lo que tiene se lo carretea. Supuse [pésima suposición] que al tener consciencia de su deuda, volaría por conseguirme la pastilla, pero no.

    Hoy me llamó “para saludar”, pero al decirle que estaba enferma en cama, inmediatamente surgió de su boca el: “Amiga, es que te que quería invitar a un tremendo cumpleaños, all inclusive. Qué pena que no puedas.” Y más odio acumulé.

    No hay que darle oportunidades a estos hijos de puta. Ojalá me recupere pronto para agarrarlo a chuchás.

    • Boolture Responder

      Noviembre 26, 2016 at 1:30

      He escuchado de varias personas que ciertos amigos con conocidos que mueven productos “cuestionables” son muy celosos de los contactos, porque creen que van a perder su comisión. Ratas.

¡Comenta!