Dinero incautado a los narcotraficantes: otra “buena” idea del gobierno

Viendo las noticias de Canal13 online, me enteré de un nuevo operativo antidrogas de la PDI. Lo que no aparece en la nota escrita es que el Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, sugirió que parte del dinero incautado en esta clase de procedimientos debería ser destinado al presupuesto de Carabineros y de la Policía de Investigaciones. Esta idea recibió el apoyo de alguna otra autoridad (que no alcancé a identificar) y del periodista Antonio Quinteros, que en lugar de informar se dedica a opinar, como si a alguien le hubiese preguntado su parecer.

Operativo antidrogas

¿Qué pasa con el dinero incautado en un operativo antidrogas? Según la nota, es destinado al CONACE para planes de rehabilitación de drogadictos.  Pero ahora una parte no determinada de todos este “millonario botín” podría ser asignada al presupuesto de las policías que, mal que mal, son las que tienen que perseguir narcotraficantes.

Buena idea, ¿verdad? Es una de esas ideas tan simples que caen por su propio peso. Con este método, debilitar a las finanzas de los narcotraficantes permitirá fortalecer las fuerzas dedicadas a perseguirlos. Brillante.

Mientras brindaba por el buen tino de nuestras autoridades, y me felicitaba por haber votado por el mal menor en las últimas elecciones, mi gata me hizo algunos comentarios interesantes que quiero compartir con ustedes.

La economía no es un juego de suma cero. La economía crece (En Chile tenemos un modelo económico inflacionista, es decir, la cantidad de dinero en el sistema aumenta con el tiempo, algo que no viene al caso comentar). Por tanto, que mucho dinero pase de las manos de los narcotraficantes a las de los policías no significa que los primeros terminen en la ruina. Quizás sea una pérdida importante, pero no van a quedarse sin efectivo, por el motivo siguiente:

El dinero de los narcotraficantes viene de los consumidores. ¿Simple, verdad? Cada propiedad, vehículo y centavo que tiene un narcotraficante salió del bolsillo de un consumidor. Es decir, el consumo de drogas ilegales tiene ahora un impuesto. Sí, un impuesto. Si en cada operativo se recupera una cantidad de dinero, y ese dinero se incorpora al presupuesto de una institución, se entiende que esa institución hará un análisis de cuanto dinero espera recibir por esa vía para la compra de equipos, armas o entrenamiento de personal, ajustando la cantidad de operativos en base a sus necesidades financieras. Sí señores, un producto ilegal puede tener una carga impositiva.

Estaba tan sorprendido por estas gatunas revelaciones, que apenas pude poner atención a la siguiente:

Si 90% de la droga consumida en Chile es marihuana, entonces puedes resolver 90% del problema del narcotráfico despenalizando el consumo de marihuana. Legislar y regular el mercado de la cannabis permitiría a

  1. Reducir los ingresos de los narcotraficantes.
  2. Reducir los delitos asociados a las guerras entre pandillas.
  3. Aminorar la carga de las policías, enfocando su trabajo a eliminar la venta de drogas realmente duras (heroína, cocaína, pasta base)
  4. Recaudar impuestos para el estad.
  5. Hacerse cargo como sociedad de una realidad evidente, y es que hay muchos (de los que me excluyo) que les gusta fumarse un pito.
  6. Diferenciar entre consumidor social y consumidor problemático (tal como se hace con el alcoholismo), evitando meter a todo el mundo en el mismo saco y facilitando el tratamiento médico a los que lo necesiten.

Que el dinero de los narcotraficantes pase a las policías convierte el consumo ilegal de drogas en algo deseable para la policía, porque parte de los sueldos de los policías será pagado con ese dinero. Ya no se trata de combatir algo, sino de aparentar combatirlo, porque se crea un incentivo a incautar dinero a los traficantes, pero sin hacerlos desaparecer del todo, puesto que de ese modo se eliminaría una jugosa fuente de ingresos. Incluso esto se presta para acuerdos entre los altos mandos de la policía y los peces gordos del narcotráfico: a cambio de una cuota razonable de decomisos, nos dejan hacer negocios en paz. Esa situación, si antes era posible pero ilegal y peligrosa para ambas partes, ahora pasa a ser un instrumento legal que cuenta con el respaldo y la aprobación del estado.

¿Qué pasa con el pobre angustiado, desesperado por drogarse? A nadie le importa. Ahora el CONACE tiene aún menos recursos para ayudarlo, lo que agrava el problema de los consumidores problemáticos, cuyo número aumenta porque no hay rehabilitación disponible y porque la oferta nunca se acaba, ya que a la policía le conviene que no se acabe. A la policía ahora le favorece que ese pobre idiota le robe a alguien para pagar una pipa de pasta, porque ese dinero, eventualmente, terminará en el presupuesto destinado a combatir el consumo de drogas. Pero si no hay consumo de drogas ilegales, no hay operativos, no se incauta nada y por tanto no hay dinero. Ese es un buen motivo para no despenalizar el consumo de marihuana, no les parece?

Es en este mundo de locos en que el gobierno y la policía se ponen de acuerdo para aumentar el número de drogadictos, de delitos y de traficantes, pero lo ocultarán detrás de una cortina mediática de “operativos antidrogas” frecuentes y exitosos. ¿Qué diablos está pasando? Saque sus propias conclusiones. “La nueva forma de gobernar” es una interesante apuesta política, sin duda.

13 thoughts on “Dinero incautado a los narcotraficantes: otra “buena” idea del gobierno

  1. Primero, creo que el CONACE se fuma la plata que le entregan de dichos botines, porque francamente sus planes antidrogas y rehabilitadores son un asco! Es desagradable lo poco que hacen como institución educadora e informadora, es sólo un centro epidemiológico que contabiliza todos los años cuantos giles se meten a consumir una que otra cosilla.
    Segundo, la idea de legalizar, por lo menos la marihuana, me parece una idea bastante razonable, utópica por lo demás que debería implantarse empezando con educar a la población. El consumo de sustancias, sean legales o ilegales, me parece un tema de salud pública que nunca se ha tocado asertivamente, sólo se priva y se dice que son malas per se ¿y son malas? ¿es realmente nocivo fumarse un pito o tomarse 6 latas de chelas? ¿cuánto es el consumo “normal”? ¿cuándo se es un adicto? La educación sanitaria en Chile es un hoyo en el pavimento (perdón “evento”), dícese uso de condones y pildoritas, lo peligroso que puede llegar a ser un medicamento, tanta “cochinada y bicho” que se puede pegar en el entrepiernas, los tipos de abortos y sus consecuencias, etc, etc, etc… el tema de las drogas es otro más que se puede poner en la gran lista.
    Tercero, concuerdo contigo en que la idea del gobierno es penca!
    Cuarto, creo que me equivoque de post o.O… esto debería ir en tu comentario de la despenalización de la marihuana, que también aproveché de leer ;-)

  2. jajajaaj, es el comentario mas aweonao, sobre el tema, que he leido.
    tiene sentido, pero me parece ridiculo.
    dedicate a escribir libros conspiracionistas mejor, en una de esas ganas mas plata k Dan Brown.

  3. Es cierto que ponerse a pensar detalladamente sobre una “idea de lo que puede ser” sobre el tema se cae en lucubraciones. Eso es un poco paranoico o dicho de una bonita forma obsesivo.
    Dejando lo anterior de lado y considerándolo como tal no me parece un comentario estúpido, simplemente sigue una la lógica aburrida.
    (No me voy a referir al tema del narcotráfico, mi dependencia a la pasta me lo impide)
    @JuanCarlos, deberías a lo menos fundamentar tú irrespetuosa opinión, si puedes.

  4. Que alguien diga que me equivoco es normal, o que el razonamiento es incompleto o equivocado, también.

    Pero espero que alguien pueda, al menos de manera coherente, refutar lo que escribí en el post. Quizás así aprenderán que lo importante no es la “verdad”, sino “la verdad que puedes demostrar”.

  5. Boo, el primer paso lo dí en el comentario inicial al decir que todo esto no es más que una lucubración, es un “ser en potencia”, de manera que todo lo que se diga está limitado y parte desde una “IDEA” de un ministro. O sea todo viene desde un “suponiendo que esto se lleve a cabo” y como ya dije también el desarrollo es bastante lógico. Si lees bien verás que no he dicho que el supuesto es falso, sino que es tan falso como verdadero ;-) por eso es imposible de demostrar.

    Ejemplo: Las Policías competirán por que los recursos queden en sus cuadrillas, de manera que los Narcos tienen sus días contados.
    O también podría decir que con todo el dinero recaudado podríamos contratar a Godzilla ( http://is.gd/drbFh ) para que se encargue de los narcos.

    Lo importante también es entenderse.

  6. Me parece que es un buen análisis, la mayoría de los argumentos se podrían formalizar con teoría de juegos.
    Creo que más que mostrar que la idea general es mala, muestra que se debe diseñar con mucho cuidado para no generar los incentivos perversos, o generar los incentivos adecuados. Pero si algo se aprende cuando se mete uno en teoría de juegos y diseño de mecanismos es que conseguir los resultados adecuados es un problema dificilísimo.

  7. Y a quien le consta donde van los recursos hoy en dia? donde se puede saber, (por ejemplo) en que quedo los millones y propiedades de los Caviedes? por que, por lo visto en las noticias, a estas alturas, o la policia, o Conace o quien reciba todo ese patrimonio, tiene bastantes recursos, como para hacer muchas cosas positivas. los vehiculos las propiedades, las rematan? donde? cuando? y si ke habemos muchos que nos fumamos un pito o dos de vez en cuando, somos drogadictos? si es afirmativo….. puedo asegurar que mas de un 70% en Chile … lo es.

¡Comenta!