¡El Rey ha muerto, viva el Rey!

Comenté en privado a varias personas que iba a cambiar mi blog. Me hicieron preguntas muy similares, así que me parece mejor responderle a todos al mismo tiempo. El cambio de  dominio, nombre, diseño y línea editorial tiene tres motivos muy claros.

El vil dinero

La Moral de Los Buitres (LMB), mi blog anterior, nunca tuvo una intención comercial. Mi idea no fue nunca ganar plata con lo que escribía, lo que por cierto me daba mucha libertad editorial, o dicho de otro modo “escribir del tema y con la forma que quiera”.

Pasaron dos cosas que me hicieron cambiar de opinión sobre este tema. El primer punto importante fue darme cuenta que aunque para mí escribir es un placer, muchas veces lo pospongo por tener otras cosas que hacer, casi siempre tareas relacionadas al trabajo. Como LMB no genera ingresos, no es parte de mi trabajo, y por tanto una de las primeras actividades descartables. Ahora escribir aquí será parte de lo que considero mis labores diarias, por tanto es una forma de incentivar la escritura. Mientras más escriba, más posibilidades de ganar dinero con la publicidad contextual. Ese es un buen incentivo para mí. El precio a pagar es moderar el lenguaje (menos palabrotas) y dejar fuera algunas temáticas. No me parece terrible, y ustedes me dirán si sienten que estoy dejando muchos temas importantes de lado.

Lo segundo fue un análisis sobre las visitas, rendimiento de los clics en la publicidad de otros sitios y el potencial de ganancias. Los lectores más fieles (cuento dos o tres por ahí), recordarán que ciertos artículos tenían una gran cantidad de visitas y comentarios. Al analizar el tráfico y extrapolar datos de rendimiento, veo que durante los tres años que el post sobre Leonardo Farkas estuvo activo, hubiese ganado U$4.000. No es tanto dinero, pero es sólo un artículo que de todos modos estuvo publicado sin darme nada a cambio más que miles de comentarios. El de la Universidad de las Américas, alrededor de U$2.000. Tormenta del Sur, la operación de Anonymous en contra de HidroAysén, U$1.500. Suma y sigue con los artículos que tuvieron menos visitas. Insisto, no se trata de grandes cantidades, pero sí suficientes para que las tome en cuenta. ¿Por qué no habría de ganar ese dinero? ¿Por qué no habría de ganar más? Para ganar plata con algo hay que tomarse ese algo en serio, y eso es lo que estoy haciendo.

Línea Editorial

La Moral de los Buitres tenía una línea editorial más o menos definida: Verdades Demoledoras o Desahogos Personales. De nuevo, creo que está bien, es lo que quería o necesitaba publicar, pero no significa que no tenga nada más de qué escribir. Resulta curioso, pero muy pocas veces escribí de libros o literatura, siendo que es algo que me gusta y entretiene. Muy poco sobre cine, de música tarde, mal y nunca. Creo que intentar agregar cosas nuevas en LMB hubiese sido extraño e incómodo.

Usaré este nuevo blog para agregar otras ideas y temáticas.  No adelantaré mucho al respecto, solo diré que escribiré más sobre cosas que nunca me había planteado antes publicar. La Moral de los Buitres era un blog, Boolture.com es otro. Por supuesto que además de nuevos contenidos seguiré publicando Verdades Demoledoras en cantidades industriales y artículos personales cuando sienta que es lo que quiero escribir.

Buitre

Un cambio personal

Lo he dicho siempre, cada cierto tiempo necesito un cambio total en cuanto a asuntos digitales se refiere, de lo contrario tiendo a perder el interés y el empuje. Pasé muchos meses con la idea de cambiar por completo el diseño de LMB, pero no lo hice. En un primer momento fue por la baja prioridad que tenía el blog dentro de mi asignación de tiempo, pero más adelante lo consideré un paso necesario en términos personales. Siempre he considerado que el blog es algo importante para mí, una fuente constante de diversión, conversación, desahogo y reflexión, y por eso decidí un cambio completo. En el último par de meses han pasado algunas cosas muy malas en mi vida, y estoy haciendo un esfuerzo para extraer lo positivo de todo eso, no solo en términos de relaciones de pareja, sino también de trabajo, hobbies, amistades y dejar atrás muchos malos hábitos. Escribiré con detalle sobre esto más adelante, pero a riesgo de sonar místico o pachamámico, La Moral de los Buitres era el blog de una persona, y Boolture.com el de otra muy diferente. Por cierto que hay mucho del primero en el segundo, pero no son lo mismo y considero razonable que ese cambio sea visible para mí y para todos.

¿Qué viene ahora?

Tengo por delante un gran trabajo migrando el contenido de La Moral de los Buitres hacia acá, corrigiendo detalles, y también dejando fuera muchos artículos que ya no me representan en lo absoluto, por lo que se irán al baúl de los recuerdos. Reemplazaré imágenes, actualizaré datos y también empezaré a publicar nuevo contenido.

El rey ha muerto ¡viva el rey!

6 thoughts on “¡El Rey ha muerto, viva el Rey!

  1. Excelente. Creo que no había comentado antes, pero si había leído una que otra entrada. Super buena decisión y buenos argumentos que la respaldan también. Nada más que decir que, si tu crees necesario un cambio, hazlo, es tu blog y no de los que te leen.
    Éxitos.

  2. ¿Eso quiere decir que no escribirás más artículos como los que tenias desenmascarando a instituciones y entidades sinvergüenzas? Sería lamentable. Esos posts son los que atraían a bastantes personas.

  3. Yo te seguía desde tu antiguo blog, no es por alagarte, pero me encantaba ver como escribias tus opiniones… lo que sentías….
    sin embargo, con todo respeto, dejame hacerte una crítica… la moral de los buitres ya no es lo que era, ha perdido esa chispa que la hacia tan suculenta al comenzar a leer… y esa chispa, creo, es que escribias todo tal cual como lo sentías y casi en el momento que lo sentías… pues antes, no te interesaba escribir ciertas cosas, como las hay acá en boolture.com, se que lo haces, pues te da dinero, y lo entiendo… comparto eso contigo, sin embargo, me gustaría que en algún momento te animaras… y no sé, te de la tontera… y escribas algo que realmente quieres.. que sientas… y en su respectivo momento…

    eso es todo… gracias por brindar tanta lectura para mi mente.

¡Comenta!