¿Es posible? Bueno, la verdad… NO

Todos -o casi todos- sabemos que la política y la politiquería no son lo mismo. También sabemos que un programa político con una visión de país es diferente a un comercial publicitario.

Laurence Golborne ¿tiene algo que hacer en política? ¿De verdad? ¿Estaría en su posición si no hubiese sido por el accidente de los famosos 33 mineros? ¿Si los medios hubiese adoptado una postura crítica frente a la inexistente fiscalización que ejercía su cartera sobre las condiciones de seguridad de la pequeña y mediana minería, en lugar de ser unos vulgares lamebotas de un tipo que pasó días y días sin hacer nada de su trabajo, pero se quedó al lado del agujero porque las cámaras estaban ahí?

No, no es posible

El video de campaña apela a la emotividad, no a la razón. Todos queremos subir en la escala social, todos queremos ganar más plata. Todos los padres quieren que sus hijos lleguen más lejos de lo que ellos pudieron llegar. Pero mostrar el ejemplo de uno, que por mérito, suerte, pitutos o simpatía consiguió hacer realidad el sueño americano no dice nada sobre el programa político que permitirá que todos puedan llegar a lo mismo. No queda muy claro que es lo que debería “ser posible”, pero suponemos que algo relacionado con vivir en una comuna de medio pelo, entrar a un buen colegio-buena carrera en buena universidad- trabajar en una buena empresa- irse a vivir a una comuna GCU, y disfrutar de la vida. ¿Eso es lo posible?

Una verdad demoledora: NO ES POSIBLE.

No es posible porque tal como ser estrella de rock, ganarse el loto o ser deportista de élite, por cada uno que lo consigue cientos, miles o decenas de miles quedan en el camino. Poner como ejemplo a uno de los pocos exitosos en la carrera de ratas es solo un placebo y un incentivo para las personas a seguir manteniendo el estado de las cosas, creyendo en la utopía de la cultura del esfuerzo.

Desde mi perspectiva, al final del día lo que dice este video es “yo pude, si ustedes no pueden es porque no se esfuerzan. El que se pone las pilas llegará más alto”. Casi como el ridículo Leonardo Farkas con un “sueñen, porque los sueños sí se cumplen“. Hay millones de chilenos sacándose la cresta todos los días, a cambio de sueldos miserables y soñando todos los días con algo un poco mejor, pero como mucho uno de cada ¿diez mil? conseguirá ser gerente de una gran empresa.

Laurence Golborne
“Tú también puedes lograrlo, si te esfuerzas. Es posible”. Campaña política que parece comercial de universidad privada.
video Golborne
Éxito total: 14.000 votos negativos, 240 positivos antes de que decidieran cerrar los comentarios y votaciones. Un video ganador, como Laurence.

Hijo de un ferretero, Laurence Golborne, hizo pedazos a miles de pequeños empresarios como su padre, instalando locales Easy por todo Chile. Sin más programa político que no dejar de sonreír. Candidato presidencial por el mismo motivo que Michelle Bachelet: porque cae bien, porque es buena onda, porque va a mantener el estado de las cosas sin molestar a nadie y dejando que saqueen este país a manos llenas.

¿Es posible que un niño nacido en Maipú pueda superar todo tipo de barreras y salir adelante? Es posible. ¿Es posible que ese niño, sólo gracias a sus méritos y sin ningún privilegio pueda haber estudiado en el colegio más emblemático de Chile? Es posible. ¿Es posible entrar de empleado a una empresa y a los pocos años llegar a dirigir la gerencia corporativa de varias compañías? Es posible.

Si para que esto sea posible todo lo que se necesita es tener “mérito” y “aprovechar las oportunidades”, ¿por qué hay tan pocos niños nacidos en Maipú (o Renca, Quilicura, Lo Prado, San Ramón, La Pintana, Alto Hospicio, Talcahuano y muchas más) entre los gerentes corporativos y ejecutivos de las grandes empresas? Según el planteamiento “meritócrata” de esta campaña debe ser porque no se esforzaron lo suficiente (son flojos) o porque habiéndose esforzado sus capacidades no fueron suficientes (son tontos).

Laurence, que vive en uno de los barrios más caros de Chile,  sigue sosteniendo que es “de clase media”. Y diciendo, mientras tanto: “Los pobres son pobres porque son flojos”, porque al final su discurso tiene implícita una crítica no al sistema, sino a aquellos que no pueden jugar bajo las reglas y ganar, que, cosas de la vida, son la inmensa mayoría de personas que viven en este país.

Entonces, es hora de ponerse serios. Hora de sacar un programa político. Que Laurence Golborne diga como va a hacer que Cencosud deje de pagar patentes comerciales de diez mil pesos. Veamos si tiene las pelotas para hacerle la guerra a su ex patrón, el todopoderoso Horst Paulmann y sus amigos. ¿O eso no es posible?

Escrito por Boolture

3 Comentarios en “¿Es posible? Bueno, la verdad… NO

  1. Soraya Responder

    Enero 17, 2013 at 2:45

    Excelente blog, jamás lo había analizado de esa forma, pero tienes toda la razón…No es mi candidato, pero sí lo es Bachelet, aunque tú digas que es lo mismo, yo voy por la gordis, además no hay mucho donde elegir hasta ahora…Saludos!

  2. Assilem Responder

    Enero 17, 2013 at 9:05

    Hasta hace poco, cada vez que veía algo que me daba vergüenza ajena, sentía pena. Por ejemplo, pensaba en las noches y días que podría haber tomado hacer un video de campaña, pensaba en los sentimientos de la persona que ve cómo los demás se burlan de ella luego de presentar su trabajo, cosas así.
    Ahora creo que cada uno se lo busca y sé que un trabajo bien hecho nunca provoca vergüenza ajena. Después del gobierno de Piñera, siento que perdí la capacidad de sentir lástima. Y me alegro, porque giles como éste ya no me pueden meter cosas en el ojo (espero xD).

  3. elblogdelas21 Responder

    Febrero 6, 2013 at 1:40

    Es posible que las personas se traguen ese cuento enterito y sin reflexionarlo?… Es posible!

    Lástima que haya quienes le creen más a un videíto de Youtube que a lo que ven a su alrededor…

¡Comenta!