Estafa telefónica de Carabineros

Rompiendo su costumbre, sonó el teléfono fijo. Contesté de mala gana, pensando que sería otra de las ejecutivas colombianas de Movistar diciéndome que como soy un Cliente Premium, tengo derecho a una segunda línea telefónica por apenas 20 lucas al mes.

Pero no, me habló un tipo (del que no recuerdo el nombre), preguntándome si está llamando a Gog. Respondo que sí, y me dice que está llamando desde Carabineros de Chile. Como sé muy bien que si los pacos o ratis quieren hacerme una visita de cortesía lo harán sin preguntarme si estoy de acuerdo, mi detector de WTF mostró un violento desplazamiento al rojo. Me dice que me va a transferir con otra persona. Espero en línea.

Me habló el Teniente Coronel (R) David Lavandero Güilardes. Así es, a un don nadie como yo lo llama nada menos que un Teniente Coronel. Que se creen, gusanos ¿quien los llama a ustedes? Nadie que valga la pena, eso seguro. Este importante ex miembro de las fuerzas de seguridad y de orden me dice que, como debo estar enterado, la cantidad de accidentes de tránsito está aumentando, y que están realizando una campaña en su revista para incentivar a la población a no manejar arriba de la pelota.

Estaba pensando en como carabineros de Chile podría tener una revista institucional, cuando es cosa sabida que las tortugas ninja no saben leer y mucho menos escribir, cuando el tipo me dice que están pidiendo aportes monetarios para que el logo de la empresa aparezca al lado de la campaña. Ahí mi radar dejó de sonar, porque dejé de sospecha una posible estafa para pasar a la certeza absoluta.

Por un momento pensé que un tipo de hable tan mal, arrastrando las chs, no podría estar a cargo de nada, pero pensándolo bien, el paco promedio habla no mucho mejor que el reo promedio (es cosa de ver los noticieros para darse cuenta), así que la duda seguía. La guinda de la torta es que me ofrecen una credencial de Alguacil, por si algún día me detiene “un amigo en el camino”, y así recibir “alguna deferencia”.

Le digo que me mande los datos por correo. Anoto los datos y hago una pequeña investigación.  Después de buscar un rato, encontré información relacionada. Bien chicos, creo que no van a poder seguir vendiendo pomadas. Esto no es nuevo. Es más viejo que el hilo negro. De hecho hay registros que datan del 2002, de EMOL (no hay link porque el registro histórico es solo para suscriptores):

ROMPEFILAS CREDENCIALES E INFLUENCIAS INDEBIDAS:

Ya no damos credenciales. No es normal ni aceptable. Además que no sacaban los partes, eso quedaba a disposición del carabinero. Hemos tenido muchos problemas últimamente. Quien asegura que no es normal dar carnés para conseguir un trato deferente de los policías es, irónicamente, el mismo teniente coronel (r) de Carabineros que hasta hace algunas de semanas los entregaba a cambio de publicidad en una revista.

El retirado teniente coronel David Lavandero habla con desconfianza al potencial cliente en su oficina en el paseo Ahumada, ya que el destape de las credenciales le destruyó el negocio la semana pasada.

Lavandero dirigía el Informativo Nacional de Seguridad de Tránsito (Insetra), una de las tantas instituciones legalmente constituidas que hacen uso indebido de la imagen de Carabineros y cuyo fin es lucrar. Insetra publicaba una revista – con un periodista- y a cada avisador se le ofrecía un carné con la insignia de la policía uniformada que señalaba: solicito atender en forma deferente al portador, el cual es un suscriptor de nuestra Campaña Nacional de Seguridad de Tránsito.

Cambiamos de rubro; vamos a postular a las licitaciones del metrobús, agrega un funcionario del extinto Insetra, revelando sin tapujos la orientación del nuevo negocio.

Un ex suscriptor y avisador de la revista cuenta que el oficial (r) lo llamó por teléfono hace dos años para que publicitara, a un precio de $180 mil la caluga, de las cuales hay entre 4 y 9 por página. Hace una semana le dijeron que retirara los cheques a fecha que había entregado para futuras publicaciones porque Insetra se terminaba.

Cuál fue su sorpresa cuando lo hicieron firmar un papel comprometiéndose a no denunciarlos. Si la revista y las credenciales eran tan limpias, ¿por qué entonces hacían firmar esos papeles?

Credenciales a $65.000

Insetra, Cinprad, Cenpred y la revista Tráfico son algunos de los organismos creados por ex uniformados sin ningún respaldo institucional, algunos de los cuales entregan credenciales. Cinprad fue denunciada públicamente por un concejal que hizo su propia investigación; compró uno de estos carnés y fue nada menos que a La Moneda a ver si la credencial funcionaba, y funcionó: los policías del estacionamiento lo dejaron pasar sin problemas cuando mostró el papelito mágico, con su nombre y su foto, bien plastificado.

El general director de Carabineros, Alberto Cienfuegos, se escandalizó. Calificó de sinvergüenzura la actitud de los ex uniformados.

El concejal de Pedro Aguirre Cerda, Juan Lemuñir, cuenta que consiguió el rompefilas hablando personalmente con el teniente coronel (r) Víctor Aravena en su oficina en calle San Martín. Aravena dirigía el Centro de Prevención Delictual (Cenpred) y era su representante legal. Ofrecía todo tipo de apoyo: conseguir licencias clase A – para taxistas- sin ningún conocimiento previo, contactos con todos los tribunales y rebajas en los partes, denuncia Lemuñir. La credencial costaba $65.000, explica, pero hacía descuentos a grupos.

¿Es una estafa o no?

Federación Nacional de Carabineros

Escudo hecho en paint. Se ve legitimo.

Bueno, esta no es una estafa telefónica de Carabineros, obvio (el título del post es amarillista y el subtítulo tampoco tiene relación alguna con el tema), sino de un carabinero en retiro que se pone el cartel de la institución. Sin embargo, creo que es el intento más elaborado de estafa telefónica del que tengo noticia. Alguien dirá que no es una estafa en estricto rigor, porque los tipos te dan un carné que dice alguacil (con el mismo nivel de autoridad que el águila de plástico que usan los guardias de seguridad), y un espacio publicitario en una revista que no lee nadie, ya que “el tiraje depende del mercado y las exigencias.” No es una estafa, pero huele a estafa, sabe a estafa y suena como una estafa.

Eso sí, me llegó el correo en cuestión con los datos. Acá está. No corregí las faltas de ortografía, claro. Ojo con caer en las chanterías de este pelafustán.

De nuestra consideración:

Como es de conocimiento público que el Supremo Gobierno conjuntamente con la Institución de Carabineros de Chile, están sumamente preocupados por la cantidad de muertes por accidentes de tránsito.

La Federación Nacional de Carabineros de Nombramiento Institucional en situación de retiro, ha escuchado este llamado y decidío iniciar una campaña a nivel Nacional de SEGURIDAD, PREVENCION Y EDUCACION, en ACCIDENTES de TRANSITO, devido a que nuestro País registra uno de los más altos indice de muertes por accidentes de transito, Poniendo a disposición las páginas de nuestro medio de comunicación oficial denominado “REVISTA DEL CARABINERO ( R )”, donde será canalizada integramente esta campaña, como una forma de ayudar en este fragelo que nos tiene muy preocupado. Y para poder llevar acabo esta campaña se necesita generar recursos, estamos invitando a paticipar de esta campaña a personas que sabemos feasientemente que de una ú otra forma sienten alguna simpatia por nuestra institución, para que se adhieran a esta campaña en la forma de un espacio publicitario en las páginas de la “REVISTA DEL CARABINERO ( R )”, medio de comunicación oficial de la Federación Nacional de Carabineros de Nombramiento Institucional en situación de retiro y es editada en forma exclusiva por Editorial Policial Limitada, Rut: 76.049.970-6.*

Además, a toda persona que esta participando en está campaña como una forma honorifica por su apoyo, es nombrado “ALGUACIL” M. R. de esta Institución y colaborador de la “REVISTA DEL CARABINERO ( R )” medio de comunicación oficial de la FEDERACIÓN NACIONAL de CARABINEROS de NOMBRAMIENTO INSTITUCIONAL EN SITUACION DE RETIRO, para ello se le hace entrega de una credencial que lo acredita como tal y un diploma de honor, donde certifica que es “ALGUACIL” M. R. exclusivamente de esta Institución y colaborador de la “REVISTA DEL CARABINERO ( R )” valida para todo el territorio Nacional.

Nos honraria mucho que Ud., participe de esta campaña.

Nota: LA FOTOGRAFIA PARA LA CREDENCIAL DE “ALGUACIL” M. R., DEBE SER DE TAMAÑO CARNET O ESCANEAR LA CEDULA DE IDENTIDAD POR EL LADO DE LA FOTO Y ENVIARLA AL SIGUIENTE CORREO ELECTRONICO: revistadelcarabinero-r@tie.cl (En formato JPG )

Sin otro particular se despiden muy afectuosamente.

David Lavandero Güilardes

Tte. Coronel ( r ) de Carabineros de chile
Director de Marketing
Coordinador Nacional de R. R. P. P.

¿Se dan cuenta? Un teniente coronel me ofrece no solo un papelito que dice “eres mi amigo”, sino que además un diploma de HONOR. Es para pensárselo dos veces, ¿verdad? Omití la información completa de precios, que van desde $198.000 a $798.000 + IVA. Un pelo de la cola comparado con el sentimiento de satisfacción por colaborar con esta prestigiosa publicación.

Pero en la revista de Carabineros – la real, porque para mi sorpresa hay pacos que sí saben leer, aunque no lo demuestren y algunos incluso saben escribir cuatro palabras (a saber: afirmativo, negativo, circule, elcarnesen)- está el siguiente comunicado, que aclara el desfalco que comete este personaje, amparado en un vacío legal que le permite a cualquier hijo de vecino crear una empresa con el nombre que se le antoje, y ponerle a un medio de comunicación el título que le venga en gana. Es hora de ponerse creativo (espero que lo hagan en los comentarios).

En vista de las reiteradas denuncias formuladas por personas que se sienten engañadas por publicaciones que -no obstante carecer de relación con la Institución- en su denominación emplean la palabra “Carabinero”, se informa a la ciudadanía:

El único órgano oficial con que cuenta la policía uniformada es la revista “Carabineros de Chile” -www.revistacarabineros.cl-, publicación que se financia internamente y que no contiene avisos publicitarios de ninguna especie, en sus ediciones impresa y digital.

En igual sentido, se reitera que no existe ninguna persona o entidad que esté facultada por la Institución para ofrecer publicidad o pedir colaboración económica para publicación alguna a nombre de Carabineros.

Por ello, se recomienda a los ciudadanos -ante el hecho de ser contactados por supuestos representantes de la Institución con la finalidad de promover la venta de avisos publicitarios, o simplemente pedir ayuda en dinero para publicaciones según ellos institucionales-, efectuar las consultas a la Comisaría más cercana, o bien directamente al Departamento de Comunicaciones de Carabineros, al teléfono 9220081, al número de fax 9220095, o al correo electrónico blabla@carabineros.cl, a objeto de no sufrir engaños.

Sin perjuicio de lo anterior, Carabineros solicita a quienes les ha sido requerida una contribución de este tipo, y se consideren estafados o engañados, formulen las denuncias a los tribunales de justicia, con el propósito de detener estas prácticas que afectan la imagen y prestigio institucional.

En vista de las reiteradas denuncias formuladas por personas que se sienten engañadas por publicaciones que -no obstante carecer de relación con la Institución- en su denominación emplean la palabra “Carabinero”, se informa a la ciudadanía:

3 thoughts on “Estafa telefónica de Carabineros

  1. A una tía de Daniel la llamaron haciéndose pasar por Daniel (le preguntaron “¿se acuerda de mi?” y ella se acordó de Daniel) diciendo que estaba detenido en una comisaría y que necesitaba plata, que le dieran los datos para corroborar el domicilio. ¿De verdad hay gente que no sabe que esas cosas Carabineros las hace en persona?
    Estafadores chilenos, cada vez más chantas.

  2. A mi me llamo el TTe. Coronel en Retiro Francisco Pereira Opazo, que es el antecesor de TTe. en Retiro David Lavandero, yo saque una credencial y la mostre 2 veces y la verdad que dio resultado, por lo menos pague lo que me cobraron estos tipos, buenos con esto esta demas informar que son unos descarados.

    Gracias a la persona que publico esto ya que son muy insistentes, tengan cuidado, porque me han llamado personas de SII (supuestamente) ofreciendome algo parecido de echo ven mis datos en pantalla que son los correctos y ofrecen un carne y un Titulo que te protege de los inspectores de esta institucion.

    A cuidarse.

    Gracias

  3. El tipo sigue operando, hoy me llamo a mi trabajo pero decía ser “comandante” de carabineros y dejó numero de telefono con anexo y todo, obviamente no pienso llamarlo.

¡Comenta!