Festival de Viña del Mar

Cuando era más chico (digamos nueve o diez años), y había un sólo televisor en casa (ni pensar en TV cable), muchas veces la elección de los programas que veíamos en “familia”  respondía a las exigencias de la  cadena de mando, donde los niños teníamos poco o ningún poder de decisión. En esa época el festival de la canción de Viña del Mar era casi un evento familiar.

En esa belle époque no se compraba coca cola todos los días (Sólo algunos fines de semana y en días de fiesta), así que unas galletas tritón y bebida parecían un gran panorama. La técnica secreta para disfrutar del mejor sonido envolvente era bajar el volumen al televisor de 14 pulgadas y encender el equipo de música, buscando alguna estación de radio que transmitiera en vivo y aprovechar los poderosos 200 watts de potencia que nos brindaban los parlantes.

Pero desde hace años que el festival de la canción de Viña del Mar está dentro de mi esquema mental al mismo nivel que el consumo de pasta base por su alto grado de influencia en la estupidización colectiva y deterioro de las capacidades cognitivas de la población.

  • Al Festival de Viña no van grupos ni cantantes que me interesen o de música que me guste. Por lo general los invitados son  microscópicas bandas de moda o viejos estandartes que hace unos quince años estaban en la cima de su carrera, y hoy están cotizando un nicho en el Parque del Recuerdo.
  • No me interesan las notas de backstage. No quiero gastar  mi tiempo en saber que Pedro Páramo pidió que su camarín estuviese pintado de rosado y con muchas botellas de champaña francesa. Tampoco que el equipo técnico incluye 20 sonidistas mancos o que la pirotecnia de la inauguración la hicieron los mismos que hicieron el show de año nuevo en Tangamandapio.
  • No me interesan los “entretetelones”, ni escuchar opinólogos amariconados criticando los vestidos que usó alguna mina o pseudo intelectuales opinando de calidad musical cuando no tienen ni la más microscópica idea de lo que hablan. Las notas sobre las reinas del festival, sobre los humoristas del festival o las gaviotas del festival, tampoco.
  • Me niego a formar parte de una chilenidad forzada, de masa, que al igual que muchas otras es un montón de mierda que no me aporta nada en la vida, como si por no ver la tele un rato no sea parte de la misma nación. Y si al otro día muchos están comentando lo que pasó la noche anterior de festival, me aíslo y me dedico a trabajar. Mira que fácil.
  • La competencia internacional y la competencia folclórica me parecen insufribles. Es el momento donde incluso los más interesados van al baño a echar una meadita.

4 thoughts on “Festival de Viña del Mar

  1. niun brillo los artistas de viña, el año pasado estubo relativamente weno, pero ahora el unico ke salva son los FABULOSOS CADILLCACS ,
    adema nunca invitan grupos rockeros, metaleros consolidados ni
    tampoco de moda si tuvieran a METALLICA, BON JOVI, o RAMMSTEIN,
    se arreglaria un poco el asunto

    toy de acuerdo lo unico vamo a ver este año es pura feca

    encuentro ke esta vez la seleccion de los artistas lo hace la familia de la alcaldesa

    y privilegian las baladas y el reggeton y una ke otra cumbia , y esta ves casi carese de rock y carese de artistas consagrados ke no hallan pisado la kinta

    este seria mi seleccion de artistas :

    – BON JOVI
    – METALLICA
    – RATA BLANCA
    – PARAMORE
    – GUNS AND ROSES
    – COCO LEGRAND
    – STEFAN KRAMER
    – AMERICO
    – LOS FABULOSOS CADILLACS
    – LOS JAIVAS
    – DAVID BISVAL
    – SINERGIA
    – BUNKERS
    – DON OMAR
    – BEYONCE
    – CALLE 13
    – AMAIA MONTERO

  2. Jaja… Cuentas de tu niñez como si hubiese sido hace 50 años. El tiempo corre.
    También recuerdo el festival como el evento de TV imperdible del año, pero siempre con la guata apretada, xq apenas terminaba empezaba marzo y el colegio. xD

    En la actualidad, suelo no pescar mucho el festival. Además de que la “palacieguedad” me abruma, no suele haber artistas que me interesen. Recuerdo que el año pasado quería ver a Morrissey, pero su show estuvo malísimo. Este año creo que veré a Elthon John, por curiosidad musical… :) Ni idea qué día es…

    Igualmente, en verano hay festivales en muchas ciudades del país y me gusta que haya actividades que junten a la comunidad. No recuerdo dónde, la municipalidad instaló una gran feria, como fonda, y la gente iba a comer y pasarlo bien, para más tarde ver en un escenario algunos artistas baratos, pero para pasar un buen rato. Un evento gratis así me cae bien. Sin pomposidad, pero con alegría… :)

¡Comenta!