Knowing

“Si una pistola aparece en el primer acto, se debe disparar en el tercero”.

Antón Chéjov 

Cuando uno tiene entradas gratis al cine, no se suele fijar mucho al elegir la película. Miras la cartelera por internet, pensando en cuanto te demoras en llegar y a que hora termina para poder volver a casa. Así que cuando decidimos ver Knowing (promocionada como “Cuenta Regresiva” y traducida como “Presagios”),  fue sólo porque el horario calzaba y no iba a perder mi tiempo viendo Hanna Montana o alguna otra porquería similar.

Voy a hablar de esta película desde dos puntos de vista. El primero es el visceral sobre “si es buena o mala”, y el segundo algo más craneado (creo).

Knowing funciona. Es lenta al principio, moviéndose como un viejo tren de carga que nunca parece tomar suficiente velocidad, y que sólo al final adquiere un ritmo vertiginoso.

  • Efectos especiales dignos. No increíbles, pero dignos y creíbles.
  • Por fin la tierra tiene un desastre de nivel de extinción como Dios manda: todos mueren. No está Bruce Willis perforando un asteroide (Armageddon), no hay un hacker que programa un virus para el sistema operativo de una nave nodriza extraterrestre (Independence Day), ni un meteorólogo con tintes de profeta (The day after tomorrow). No, el desastre es inevitable y no se salva nadie. Me alegro que por fin alguien tenga valor de exterminar a la raza humana sin pedir disculpas.
  • Segundas lecturas interesantes. Una es la propuesta de manera más o menos explícita: Si todos vamos a morir ¿qué sentido tiene la vida?, un asunto del que se puede debatir por horas. Otra idea interesante es el concepto propuesto de “ángel”  (aunque a mi polola no le guste, los de la película corresponden a la definición de ángel: seres alados y resplandecientes, que ascienden llevando consigo a los elegidos). Lo mismo con la idea de “Paraíso” (de hecho la aparición del árbol del conocimiento, al final de la película, es a prueba de tontos). Hay otras cosas más de las que se puede conversar a raíz de la película, como el determinismo calvinista, la idea de Plan Divino y Libre Albedrío, la insoportable insignificancia de nuestras existencias o de si un búnker antinuclear bien provisto podría salvar a unos pocos del desastre.

Knowing, la Película

Ahora lo importante

Probablemente mi polola detesta cuando en una película empiezo a susurrarle cosas al oído que no tienen nada que ver con sexo. “No es el asesino”, “Apuesto a que se lo robó el amigo”, “Deben ser extraterrestres”, y otras por el estilo. No suelo equivocarme. ¿Por qué? No, no es porque sea genial (quizás un poco), sino algo mucho más simple:

Todas las películas son iguales.

En el caso de Knowing, parte del hecho de que la película funcione es que respeta esos cánones de la industria: muestra algunos eventos y objetos aparentemente al azar y los reúne dándoles forma y un sentido que no parecían tener a simple vista. Esta es una pequeña muestra:

  • La primera escena de la película comienza con Lucinda mirando el sol con cara de miedito.
  • Caleb, el hijo del profesor, al aparecer por primera vez en la cinta, le pregunta a su padre si hay vida en otros planetas. (Estos diálogos nunca son casuales, probablemente se pueda prever con exactitud algunos elementos escondidos de la película en base a los momentos “no clichés”.)
  • John Koestler (Nicolás Cage y protagonista) les da a sus alumnos el tema del examen: reflexionar sobre el determinismo y teoría del caos para explicar porqué la tierra está a la distancia justa del sol para permitir que haya vida. (Probablemente la escena más reveladora de la película en términos argumentales. Deja la mesa servida para especular al respecto y por sí sola basta para una clase completa de filosofía, astrofísica o religión).
  • Cuando Koestler está haciendo zapping por los canales de noticias, una de ellas menciona que las explosiones solares interferirán con las comunicaciones.
  • Koestler no habla con su padre. Al parecer están peleados porque el primero es ateo y el segundo pastor de una iglesia. Koestler deja claro que no le interesa ninguna volada mística sobre Dios.
  • Todos los “raritos” se ven iguales. Eso descarta que fuesen fantasmas, y repiten en look de “ángel en la tierra” que ya vimos en una película anterior de Cage. No dañan a nadie y parecen muy amables. Aunque debo reconocer que pasé la mitad de la película creyendo que eran “sólo” extraterrestres.
  • En el momento en que una profecía se cumple (el avión que se estrella), ya se sabe que la película plantea que todo lo que sucede en el universo está predeterminado. Puede que esto guste poco o nada, pero es lo que se muestra y tiene coherencia.

Cuando la película (esta o cualquier otra) avanza, estos elementos que aparentan ser casuales y sin relevancia deben fluir de manera natural hacia el clímax. Es el momento en que las piezas deben encajar y -aunque la película te parezca buena o mala- todo debe tener sentido. Eso es lo mejor de la película: en términos narrativos está muy bien armada.

6 thoughts on “Knowing

  1. Yo tb detestaría que me susurraran cosas que no tienen que ver con sexo a la mitad de una película (todos los comentarios se hacen a posteriori tomando té y comiendo pastelitos). Recuérdame no ir nunca al cine contigo :mrgreen:

    Sobre lo importante:
    No todas las películas son iguales, sólo algo así como el 98% de ellas (soy quisquillosa, lo sé y me encanta), porque funcionan según el esquema narrativo más exitoso, muy bien descrito por Antón Chéjov (que me parece que es a quien pertenece la cita del principio), maestro del cuento corto (ídolo él).

    Saludos! ^^

  2. En españa se llamó “señales del futuro”, aquí siempre andan cambiando los títulos como les da la gana.

    A mi me entretuvo la película, no se me hizo larga y hasta el psicodélico final me gustó. Está claro que uno debe ir a estas películas con el chip puesto en modo “entretenimiento”.

  3. Según profe de cine (un pasado a estiercol que no nombraré), en realidad la cantidad de arquetipos de personajes y situaciones posibles son sólo unas pocas, y que al final las bases narrativas se repiten eternamente.

    En términos concretos, el hecho que haya poco donde innovar (desde ese punto de vista) no implica que las peliculas sean poco creativas, sino que deben buscar otro tipo de historias que contar.

¡Comenta!