La mejor manera de educar a los niños

En mi época infantil, es decir, hace más o menos 15 años, existía una jerarquía muy definida en la cadena de mando del hogar. Era algo más o menos así:

  1. Padre.
  2. Madre.
  3. Nana.
  4. Perro.
  5. Peces del Acuario.
  6. Mi hermana mayor.
  7. Yo.
  8. Mi hermano menor.
  9. Ácaros y vida microscópica en general.

El orden era mantenido mediante la amenaza de correazos, los gritos desaforados de mi neurótico padre y otros castigos menores. Pero esa disciplina no era ajena al afecto, y dentro de todo creo los padres que me tocaron tuvieron la decencia de esperar a que creciéramos un poco para hacer notar lo locos que estaban (sobre esto me explayaré otro día).

Pero ahora, en esta época de tribulaciones, los niños son verdaderos tiranos en el reino del hogar. No del mío claro, donde el menor tiene 21, sino en los que tienen hijos de entre 5 y 15 años. Poco a poco van metiéndose en asuntos que nos les competen, y si alguien los reta, que esté dispuesto a pagar las 25 lucas por sesión que cuesta el psicólogo. Ahora existe la excusa del Déficit Atencional y que, hasta hace poco no existía. Estábamos los que en el colegio aprendíamos, y los flojos, que aprendían menos o repetían. Niños que creen que al colegio van a pasarlo bien. A sacarse fotos con el celular, conversar de TV y fornicar. No tengo nada en contra del sexo escolar (salvo que mi futura hija quinceañera lo practique), pero que ¡al menos sepan usar un condón, malditas bestias!

Hay quien propone, darles patadas, así de simple. Muchas y muy fuertes, hasta que escarmienten. Pero como yo soy algo más flojo y un poco geek, les traigo la verdadera solución, no solo al déficit atencional, sino a los cabros chicos que no quieren lavar la loza, hacer su cama o barrer el patio. A los que no leen los libros del colegio, no hacen sus tareas o  responden de mala manera a sus padres. Se llama Taser.

Taser

“Niños, hora de hacer las tareas”

Provoca una descarga de 50.000 voltios, pero que al contacto con una persona se reduce a míseros 400. Puede usarse a una distancia de hasta siete metros, y funciona más o menos así:

-Hijo, antes de ver televisión tienes que hacer tus tareas. El colegio es más importante ¿ok?
-Si papaaaaá…

Al rato:

-Hijo, hace media hora que te dije que hicieras las tareas, pero estas viendo tele todavía. ¿Qué pasa? ¿necesitas ayuda?
-No, espera, si yas las hago, es que está terminando…
-Tzzzzz. (El pequeño granuja bota espuma por la boca y sufre espasmos musculares) .

Otra conversación típica:

-Eres mi hijo, soy tu padre y por eso tienes que hacerme caso.
-Es que yo no pedí nacer.
-No pediste nacer, yo te traje al mundo, carajo, y fue porque quería un esclavo que hiciera el aseo por mí. No te debo nada, pequeño pedazo de mierda, así que lava los putos platos ahora mismo!
-(Lágrimas de Cocodrilo)
-Tzzzzzz

Apuesto a que después de unas semanas de tratamiento, tendréis los hijos más ordenados, limpios, hacendosos, cuidadosos y respetuosos del planeta.

9 thoughts on “La mejor manera de educar a los niños

  1. Me cargan los niños
    amo a mi sobrina por sobre todas las cosas por q es igualita a mi xD
    pero mas morocha.
    ahora se pone pelukas y se disfraza es un show
    es una mini mayte jajjaja
    los demas niños son feos hediondos, pegajosos y insoportables.
    no pienso tener hijos hasta q pueda pagar a la nana para que los crie.

  2. ¡WAJAJAJAJA! La jerarquía, por la chucha! El hecho de que los peces tuviesen más poder sobre tí y tus hermanos es francamente notable.

    A los cabros chicos, la ley del hielo les debe doler más que cualquier descarga eléctrica, palmada y gritoneo. Lo mejor es que no deja secuelas ni traumas.

    Slaudos, pediatra xD

  3. Cada vez estoy más convencido de que un buen escarmiento físico ayuda a criar niños más conscientes y con buen autocontrol.

    En su novela “Starship Troopers” Robert A. Heinlein planteaba que el mejor método de enseñanza comprendía el uso del castigo físico, ya que el ser humano es, en gran medida, animal. Y, al igual que el perro de Pavlov, responde muy bien ante el condicionamiento clásico.

    Que se dejen de joder con eso de los traumas y otras idioteces: nuestros padres y abuelos aprendieron a charchazos y nunca sufrieron de depresión como los péndex de hoy.

    ¡Saludos!

  4. Igual la idea del Tazer no me convence 100%. Concuerdo en que el castigo físico es una alternativa, es más, los padres deben saber usar la violencia en forma apropiada, pero creo que es mucho mejor una cachetada. Al igual que en la guerra (y en otras cosas) son mejores las cosas que se hacen de frente… bombitas a control remoto? A la mierda, los guerreros de verdad te entierran la espada en la guata y te miran a los ojos mientras te retuerces de dolor.

    Lo mismo con los niños. Si hicieron algo malo, si no entienden con palabras… un coscorrón o una buena cachetada, mirándolo a los ojos, nada de pendejadas de larga distancia.

    Saludos! n_n

  5. yo tengo 2 hijos, un niño y una niña ambos aun chicos, muy juguetones, molestosos y ruidosos como todos los cabros chicos, pero son obedientes, cariñosos y muy habiles. cuando se portan mal a proposito va su palmazo en el poto, pero bien dado, sin embargo cuando no tengo la certeza de ke ellos la cagaron no les pego y mucho menos por cosas minimas, ahi va el reto. para mi la clave esta en darle la importancia adecuada a las cosas, es distinto ke por kerer tomar un vaso se les rompa a ke le pegue al papa o rompa algo a proposito

  6. Gente weona hay en todos lados, de seguro sus viejos y sus abuelos nunca admitieron una depresión porque antes no se hablaba de eso, los trastornos y depresiones siempre han existido, pero claro como weones sobran no lo pueden ver…
    No estoy en contra del castigo físico porque he visto esos monstruos que tratan a las mamas de “maraca culia” a los 8 años y yo sinceramente le rebentaría lo que tienen de ocico…

    Pero con una buena crianza no se debería llegar a eso…

    A mi me sacaron la rechucha toda mi infancia, resultado más de 8 años con depre…
    Y que tanto con la wea de llorar con la depresión si es una condición también física y hay algunos de ustedes que lloran por mucho menos….

    Por cierto conozco tanto inepto de más de 40 que no encuentro que hayan salido tan regios los de su generación… aunque bueno tampoco la de ahora…

  7. Señores, el problema no son los niños, son los padres!, es cierto, que cuando ya están mal enseñados dan ganas de matarlos a combos!, patadas, torturas, etc, etc, etc, que nunca dan resultado y que solo marcan negativamente al niño, el problema señores es que los papas de hoy fueron hijos de papas que solo cumplían el rol de papa y casi haciendo lo mínimo, eran fríos y su función consistía en traer dinero al hogar, los nuevos padres se fueron al otro extremo y quieren ser amigos de los niños(porque fue fome que sus papas fueran frios) y no quieren ser sus papas entonces lo chicos desde pequeño no conocen de respeto ni limites, porque nunca tuvieron un papa siempre un amigo, que los consentía en casi todo, esto explica muchas de las depresiones de chicos y padres, el chico crece creyendo que no hay limites de ninguna índole, en el mundo real hay limites en todo aspecto hasta los espacios comunes de los condominios se vuelven un problema, los padres por otro lado están todo el tiempo depresivos y en constante estress porque el niño exige y exige (no tiene limites) y ellos tratan y tratan de cumplir, recomendación críes a sus hijos con amor, generen el dinero necesario pero no pierdan su norte, no olviden que la idea no es formar a un futuro empresario la idea es formar a una futura persona feliz, pobre, rico da igual ser feliz se puede en ambas condiciones y puedo dar fe de esto, mis años de mayor felicidad los viví cuando era niño pobre como una rata, pero inmensamente feliz, hoy tengo mi bebe (también estoy feliz) con un buen pasar y feliz!.
    ahhh se me olvidaba mi papa nunca me pego con una mirada de el cuando yo estaba descarriando me bastaba y mi mama jejee mucho menos.
    gracias papas!

¡Comenta!