La Naturaleza del Software

Eduardo Díaz (síguelo en Twitter) es el autor de La Naturaleza del Software, un blog de reflexiones y apuntes sobre tecnología, ciencia, programación e informática en general. Hace poco preparó un compilado de entre los más de 900 artículos de su blog y lo puso a la venta en Amazon (ejemplo que quizás yo mismos debería seguir). Le pedí una copia digital para leerlo y como soy tan encantador, accedió.

Quiero comenzar por el lado malo. El lado malo es que Eduardo, aunque es ingeniero de la Universidad de Chile, o quizás por eso mismo, peca de un defecto grave: No escribe tan bien como cree.

Eso debió sentirse como una patada en los huevos. Dejaré que pase el efecto antes de seguir.

¿Dejó de doler? Espero que sí ;)

He aquí la madre del cordero: el libro debió pasar por una revisión ortográfica, gramatical y de fuentes/referencias. Por ejemplo, respetar la coherencia en los tiempos verbales. Usar presente simple y pretérito imperfecto en el mismo párrafo provoca un resultado ripioso, duro de leer. (De hecho, hay 126 adverbios terminados en mente en un libro de 128 páginas, y estoy contando las páginas de relleno). Evitar la voz pasiva. Quitar los dobles espacios. Acortar los párrafos largos. Agregar referencias. Quitar los chistes malos. Agregar más chistes buenos.

La Naturaleza del Software
La Naturaleza del Software

La mayoría de los reviews del libro le dan puntuaciones perfectas y esto, a mi juicio, tiene dos motivos: el primero es que, si no me equivoco, lo han leído sólo ingenieros, que acostumbrados a leer cosas muy mal escritas, reciben con los brazos abiertos cualquier cosa mejor que el promedio. El segundo motivo, algo normal: lo han evaluado personas que conocen a Eduardo y todos sabemos que es poco común que los amigos pongan malas notas, por algo son nuestros amigos.

No se equivoquen: Eduardo escribe mucho mejor que la mayoría de los ingenieros que he conocido. Sin embargo, mi experiencia al respecto es que el ingeniero promedio escribe peor que un estudiante de tercero medio, con el agravante de usar muchísima jerga técnica.

Un pequeño ejemplo de lo anterior:

Original: Posteriormente Turing parte a Princeton a estudiar con Alonzo Church y demuestra que ambos resultados son equivalentes.

Editado: Más tarde, Turing viajó a la Universidad de Princeton, donde estudió con Alonzo Church, y demostró que ambos resultados son equivalentes.

Otro ejemplo:

Original: La generalización es que el conjunto de reglas puede ser leído al principio desde la misma cinta de papel, a esto se le conoce como la Máquina Universal de Turing.

Editado: La idea central es que se puede leer el conjunto de reglas desde la misma cinta de papel. A esto se le conoce como “La Máquina Universal de Turing”.

¿No queda un poco mejor? ¿Verdad que sí? Multiplique por todos los posts y se dará cuenta del efecto benéfico que puede tener un corrector en el producto final.

Que más faltó:

  • Índice temático.
  • Usar algo distinto en las fuentes de Word. Es la misma que uso para escribir informes lateros y hace que La Naturaleza del Software parezca un texto irrelevante más.
  • Una breve biografía de los personajes citados en el libro. Digamos algo sacado de Wikipedia en inglés.
  • Más y mejores imágenes.
  • Artículos nuevos/de invitados que agreguen valor a comprar el libro. (Pueden hacerlo en Amazon) 32 artículos es poco.

 ¿Entonces, para qué leerlo?

Un problema de hacer una crítica a cualquier cosa es que la gente suele considerar las cosas como blancos o negros. Creo que vale la pena tomar La Naturaleza del Software, agregarle más artículos, darle una buena repasada con un corrector y hacer que lo lean TODOS los alumnos de cualquier carrera relacionada con informática. TODOS.

¿Por qué?

Porque entrega información conceptual útil que es básica para cualquier aspirante a informático. Toca tema diversos de los que la mayoría de los estudiantes no tienen más que nociones mínimas y de las que saber al menos un poco no les haría nada de mal. De hecho, creo que les haría bastante bien. Es relevante además porque, y esta es una discusión que siempre tengo con profesores universitarios, los académicos suelen quedarse entrampados en la teoría, en los libros, y muy poco en el mundo real*. Eduardo, en cambio, presenta una perspectiva única: primero, la de alguien que trata de enseñar desde el mundo real, y además es alguien que tiene una característica poco frecuente: sigue programando y metiendo las manos en el “trabajo sucio”. Eso, amigos míos, convierte a La Naturaleza del Software en un diamante en bruto. Muy en bruto, pero diamante de todos modos. Es cosa de encontrar el artesano adecuado para que lo haga brillar.

Mis artículos favoritos, por lo didácticos, explicativos para cualquier nivel de conocimientos y, además, entretenidos:

  • Tambores Parlantes.
  • La Paradoja de Pinocho y el Origen de la Computación.
  • ¿Qué es Big Data?
  • El Teorema CAP .
  • Peor es mejor.
  • Expectativas.

*Un comentario sobre esto: cuando defendí mi memora de título, uno de los profesores me pidió la presentación porque quería ver algunos conceptos “nuevos”. Eran nuevos para él, pero para mí eran noticias viejas. La diferencia entre él y yo es que mientras él sólo se dedicaba a enseñar qué es Internet, yo estaba haciendo SEO. Mientras yo estaba ganando plata con proyectos reales, él seguía diciendo “web dospuntocero” a cada rato. He visto algo parecido en profesores universitarios en todos lados: los profesores que no están investigando en serio o trabajando en el mundo real suelen encerrarse en una burbuja.

Escrito por Boolture

Un Comentario en “La Naturaleza del Software

  1. Ingeniero Responder

    Enero 14, 2014 at 6:33

    No se, respecto al primer ejemplo, lo de hablar en presente, recuerdo haber visto oraciones con los mismos tiempos en libros de historia, no me suena tan mal. Además, le da un aire de “verdad” a la oración. Contarla en tiempo pasado la hace parecer más una historia que “La Historia”.

¡Comenta!