La noche de un largo día

Me levanté. Escribí un poco. Escuché música mientras lo hacía. Lloré. No tenía nada de ánimo, pero hice ejercicio de todos modos. Me duché. Lloré en la ducha. Ordené un poco el departamento. Fui a hacer mi cama. Esas sábanas horribles las compramos juntos. No parecían tan feas en el paquete. Lloré encima de la cama. Terminé de hacerla. Guardé algunos libros. Encontré el último Enterex que quedaba de los que me regaló. Me lo tomé como almuerzo. Lavé los platos. Traté de trabajar. Guardé los platos secos. Escuché música. Lloré. Escribí en el blog. Escribí en otro lado. Salí un rato. Me tomé un café. Me tomé un té. Me comí un sandwich. Conté mis penas. Seguí escribiendo. Me sentí mal. Lloré.

One thought on “La noche de un largo día

¡Comenta!