Motorhead en Chile: The World is Yours

Motorhead es una banda que te gusta mucho o no te gusta, no hay puntos medios. Es un grupo que no ha variado nunca su línea musical en caso cuarenta años de existencia, y aunque hay discos mejores que otros, son todos bastante similares entre sí. Sin embargo, su estilo tiene la gracia de atraer a público metalero duro y también a punks. (Y tiene al menos un par de canciones de rock n’ roll que son bailables).

Sólo un comentario sobre los minutos anteriores al concierto: la mina de la platea que decidió dárselas de atrevida sacándose la polera y gritando en sostén nos deja claro que en Chile seguimos siendo bastante pacatos. No se atrevió a sacarse el sostén (porque había miles de ojos puestos en ella y algunos cientos de cámaras) y tampoco ninguna otra mujer decidió hacerlo. Si comparamos con otros países, donde las mujeres se empelotan sin mucho drama, estamos un poco atrasados.

Sobre los teloneros no puedo opinar porque cuando llegué ya habían tocado. Si alguien los escuchó, por favor que me cuente como estuvieron.

Motorhead en Chile
Lemmy, rockeando con su verruga

Me sorprende que el teatro Caupolican haya estado tan repleto. Supongo que la expresión “lleno total” se utiliza a menudo sin demasiada convicción, pero la verdad es esa: la productora vendió todas las entradas. Me sorprendió porque para la visita anterior (promocionando Kiss of Death, si no me equivoco), en el ex Víctor Jara había espacio hasta para un camping. ¿Qué cambió en los cinco años que pasaron? No tengo idea. Pero “repleto hasta los bordes” es la única expresión que hace justicia a la cantidad de gente que estaba. No sé si Motorhead podría llenar un lugar más grande (como el Movistar Arena), pero creo que la cantidad de entradas vendidas indica con claridad que podrían haberse agendado dos recitales en Chile.

Aún a riesgo de sonar monotemático… ¿Es idea mía o el sonido fue de calidad bastante mediocre? El cansino y gutural vozarrón de Lemmy se perdía por momentos. Sí, los parlantes estaban con el volumen al máximo (calculo que pasaré dos días con el pitido en mis oídos), pero uno quiere escuchar al tipo cantando, no un chirrido monocorde. Alegaré hasta volverme anciano por  sonido decente donde no se reemplace calidad con potencia. O quizás sea que el Caupolicán tenga una acústica tan deficiente que absolutamente ninguna banda suene bien ahí (si fuese el caso, me gustaría saber por qué cresta siguen usándolo).

¿Recuerdan el documental Metal: A Headbanger’s Journey? Bueno, el tipo que lo realizó es un canadiense que ahora trabaja realizando también DVDs de bandas. Estuvo con Iron Maiden hace muy poco en Argentina, estará con Maiden también en Chile y estuvo en Motorhead grabando un DVD. Ese es el dato rosa del día.

El concierto comenzó a las 21:00, y estuvieron hasta las 22:30. Considerando las pausas, la música duró entre una hora diez y una hora quince. La Nación, dice “…con pasajes donde los mismos Motorhead debieron esperar un par de minutos para tocar sus canciones debido a la euforia que mostraba el público”. No me jodan. Todos sabemos que Lemmy apenas se mueve (creo que hasta Ozzy se pasea más por el escenario), y que después de un cigarro se va respirar oxígeno con un tanque. Lemmy Kilmister es uno de los grandes del rock, no hay duda, pero el tipo lleva una vida completa reventándose. A mi juicio las pausas del recital no fueron para que el público se calmara, fueron para que Lemmy no sufriera un ataque. Supongo que podrían tocar algunas canciones más lentas en lugar de hacer pausas, pero es cosa de ellos, del setlist no me quejo: un poco del nuevo disco, algunos clásicos. Lo normal. Overkill, Ace of Spades, Back to the Chain, The Chase is Better than the Catch…

Hablando de pausas, creo que se menosprecia bastante la energía e importancia de Mikkey Dee. Creo que la mitad de Motorhead en vivo es la velocidad y potencia de la batería. Dee además siempre se manda un solo magistral de ¿uno, dos, cinco, diez minutos? ¿una vida entera? Es un solo potente, sólido, completo. Como ya dije, la voz de Lemmy se perdía a ratos, a Phil Campbell lo puedes cambiar por cualquier guitarrista decente y no pasa nada. Dee es una especie de frontman en la batería, pero Motorhead ES Lemmy, sin lugar a dudas.

En resumen, considerando el precio de la entrada, fue entretenido estar (me duele el cuello y estoy un poco molido). Muy parecido (calcado) a la visita anterior, pero a quien carajo le importa.

Para que no se queden con las ganas, este es el solo de batería:

La foto la saqué del Twitter de Rock en Vivo.

Escrito por Boolture

2 Comentarios en “Motorhead en Chile: The World is Yours

  1. Fran Responder

    Abril 10, 2011 at 12:53

    Yo llegué más temprano y vi a los dos teloneros. Buen marco de público tuvieron.
    ¿Lo malo? Había gente que de verdad quería ir a ver también a los teloneros, pero en los medios se avisó que partirían a las 8 y luego el otro a las 8:30 y de ahí a las 9 Motörhead. El asunto es que Hielo Negro empezó a tocar a las 7:10! Casi una hora antes de lo presupuestado! Aún así, ya el Caupolicán debe haber estado a 2/3 de su capacidad, lo que encontré notable dada la hora que era. Y ya como a las 8 -con más público aún- salió a tocar Devil Presley.
    En ambos casos el público bien prendido, algunas canciones hasta las corearon. Y sonaron power, bien. A mí me gustaron, y eso que no soy asidua seguidora de ellos, aunque sí los cachaba de antemano y sí he escuchado su trabajo de estudio.
    Sobre Motörhead, puta, Lemmy a estas alturas es un auténtico semi-dios. A mí me pareció maravilloso el ambiente, tanto el power del sonido como también la reacción del público.
    Sobre lo fuerte que sonó, me parece que en algún punto pidieron disculpas por lo fuerte que sonaba. Tal vez sonó así por la grabación del DVD. De todas maneras, no me quejo, estuvo bueno. Yo no espero pulcritud de una banda como Motörhead, espero más power y actitud, y en ese sentido cumplieron a cabalidad. Hay otras bandas de otro tipo de música a quienes sí se les puede pedir pulcritud. A una banda que hasta en estudio suena sucia, no creo.

    Eso es lo que creo yo al menos!

    Saludos!

  2. estemakabro Responder

    Abril 14, 2011 at 2:19

    Claramente no te diste cuenta de que al final cuando se iban “la putita” en platea mostró las tetas para la Banda, Mikkey Dee se dió cuenta y se las señaló a Lemmy y Phil…todos la vimos. Ojala salga en el DVD, ella la misma que al inicio tenía un cartel que decía “Lemmy Suc My Cock” para llamar la atención

    Por tus comparaciones con otros países, tus críticas sin sentido a Lemmy, tu expresión de “fue entretenido” y en general lo tibio de tu artículo, queda claro que no eres fan de la banda o estás en el “punto medio”como dices.

    Fué un concierto redondo, por donde se lo mire. La calidad del audio y otras pendejadas importó nada, era como estar en una presentación de esas en VHS de 80s, las luces, la estética de los Marshall, el sonido atronando al límite de lo audible. El power de Lemmy y su secuaces lo aplastó todo. Ese lugar hervía y nadie con alma de metalero se quejó a la la salida, todo lo contrario: sordos, deshidratados y alucinando.

    las elecciones en Perú!!?? jajaja un poco descolocada su petición amigo Carrasco, en todo caso Motorhead tiene un artículo sobre aquello:

    Just cos you got the power

    http://www.youtube.com/watch?v=n8ZEjCvzTgM

    Yeah!!

¡Comenta!