Neuquen: Pensamientos Preeliminares

La decisión fue más o menos simple: si una empresa está muy desordenada, tanto en el papeleo como en las cifras, pero genera utilidades, es que puede ganar todavía más dinero si se ordena y empieza a trabajar en serio.

A favor

  • Punto a favor nº1: Hay más dinero que ganar.
  • Punto a favor nº2: Uno puede trabajar y tener un sueldo indigno, decente o fabuloso, pero por lo general vivirá toda su vida ligado a la desesperante necesidad de tener un trabajo para mantener su nivel de vida y a su familia. Sin embargo, crear (o ayudar a crear) una empresa, implica que a la larga uno puede dejar de trabajar y disfrutar de aquello que los comunistas odian: la propiedad.
  • Punto a favor nº3: Por el mismo sueldo, ¿que preferirían? ¿Trabajar como empleados o formar su propia empresa? Algunos se sentirán más “seguros” con el empleo. Saben que pueden ser despedidos en cualquier momento, su sueldo no será reajustado al mismo nivel que la inflación de país y deberán recibir órdenes. Por mi parte, prefiero un poco de “riesgo”, que en realidad es un desafío a mis propias capacidades.
  • Punto a favor nº4: Después de un tiempo más o menos prolongado realizando una labor, se vuelve rutinaria. Aburrida. Uno pierde el interés y empieza a pensar en cómo hacer alguna otra cosa. Saca la vuelta. Cambiar de trabajo es una renovacion mental y espiritual mucho más gratificante que hacer lo mismo día tras día sentado en la misma silla.

En contra

  • Punto en contra nº1: No tiene relación con la carrera que estoy terminando. Eso no debería ser novedad, siendo sinceros. Ni es que me importe demasiado.
  • Punto en contra nº2: No conozco mucho el rubro. Pero si un tipo puede aprender a manejar bases de datos y servidores por cuenta propia, es perfectamente capaz de saber que es una betonera y para qué sirve. Una de mis mayores fortalezas es mi capacidad para aprender de manera autodidacta y de relaciones diferentes  tipos de conocimientos para potenciar unos con otros.
  • Punto en contra nº3: Debo invertir parte importante de mis ahorros. Que no son muchos. Carita triste porque a nadie le gusta romper el chanchito y dejarlo a merced del mercado. Aunque el mercado es mucho más grande que mi chanchito de greda de Pomaire, así que puedo perder poco o ganar mucho.

¡Comenta!