Ocio productivo

En mi carrera frenética por jubilar a los 30, el tiempo es un recurso muy escaso. Trabajar de manera independiente tiene ese riesgo: uno sabe que, en general, mientras más trabaje, más gana. Eso me lleva a tratar de mantener jornadas lo más largas posible, porque cada minuto que no estoy trabajando es un minuto que estoy dejando de ganar plata.

No creo ser más obsesivo con respecto al trabajo que la mayoría, la única diferencia es que como dueño de mis medios de producción, no cumplo un horario y toda la plusvalía generada es para mi propio beneficio (Seguro que podía no usar expresiones tan pasadas de moda, pero no pude evitar la tentación), lo que hace una gran diferencia con la mayoría de los chilenos, que buscan:

  1. No perder la pega.
  2. Hacer el mínimo porque con eso les pagan.
  3. Sabiendo además que trabajar mejor no significa ganar nada más.

Bueno, volviendo al tema, sé que nadie puede trabajar a máximo rendimiento todo el tiempo. Descansar y tener tiempo de ocio es necesario, “afilar el hacha antes de seguir talando”, como leí por ahí. Sin embargo, tengo la idea que la vida es corta, el tiempo escaso y no puedo darme el lujo de perderlo en nimiedades.

¿Como es posible congeniar la necesidad de hacer algo que no sea trabajar, con “no perder el tiempo”? Mi respuesta (muy) personal es el “ocio productivo”

¿Que es el Ocio Productivo?

Creo que el nombre habla por sí mismo, pero me explayaré un poco. Considero como “ocio” todo aquello que no tenga relación directa con el trabajo. Eso depende mucho de los gustos personales, claro. Tomando eso en cuenta, busco de manera activa las formas de ocio que trasciendan al mero “matar el tiempo”.

Por ejemplo, leer. Leo con regularidad artículos y manuales relacionados con el trabajo. Pero como me gusta leer, trato que gran parte de mi tiempo de ocio sea leer, sobre todo novelas, pero pueden ser cómics o casi cualquier cosa. Justo tomé por casualidad un libro de inversiones y lo puse en mi lista, junto con un par de Grisham y uno de Hemingway.

Considero que la TV la mayor parte del tiempo es una inutilidad para mi vida, así que no veo. La excepción es cuando estoy en la casa de alguien, conversando o pasando un rato agradable (nunca tan antisocial para apagar la tele y leer cuando hay más personas alrededor). Eso significa que no sigo series, no veo ningún reality, ni teleseries, ni matinales, ni nada de la muy pobre programación nacional, me escapo de ver noticias siempre que puedo (además porque las detesto).

Una extensión de esto son los videojuegos. Quizás estoy mal enfocado o fuera de sintonía con el zeitgeist, pero gente harto más vieja que yo pasa mucho tiempo jugando. Ya perdido el estigma que asocia videojuegos con inmadurez, conozco varios treintones y cuarentones que pasan horas y horas con el joystick en la mano (y no me refiero a su pilín, me refiero al control de la consola).  Mi promedio de juego es de una hora al mes, mas o menos. Reconozco que puede servir para pasar un rato entretenido con los amigos, pero ¿jugar solo? Me parece mucho. Además ¿que me aporta jugar? Una distracción que puedo reemplazar por leer algunos feeds de Google Reader.

No niego que podría engancharme con algún juego, pongamos el Diablo III (cuando salga), pero todavía no gasto ni un solo minuto con Starcraft II. No puedo quitarme la sensación que pasar tiempo jugando es matar el tiempo, y yo no tengo tiempo que matar, al contrario, quiero aprovecharlo lo mejor posible.

Ir al cine es ocio productivo. No creo que haya que explicar mucho al respecto.

Considerando que trabajo sentado frente al PC, salir a caminar o hacer un poco de ejercicio cuenta como ocio productivo. Me ayuda a relajarme y a no seguir engordando.

Aunque hace mucho que no participo de una campaña estable, jugar rol podría entrar en la categoría de ocio productivo, ya que permite socializar, divertirse y pensar de manera creativa (lo que lleva a que uno tenga buenas ideas en el trabajo). Paso el dato: si hay alguien interesado en jugar un día a la semana, bienvenido sea.

Escribir es el último (y más complicado) de mis ocios productivos.  El problema es que escribo porque me gusta, pero, por ejemplo escribir en este blog tiene además un fin comercial (no gano dinero haciéndolo, otro día lo explico). El segundo problema es que sigo estando mirando la pantalla y aporreando el teclado, así que no me muevo mucho de mi posición habitual.

3 thoughts on “Ocio productivo

  1. Excelente artículo, me encanto, de hecho lo imprimiré y pegare en el diario mural para que mis hermanos aprendan algo.

    Todo bien, salvo lo de juegos de rol, creo que es muy absorbente, casi tanto como las series, odio esa mierda en la que uno se ve obligado (es una droga) a mirar televisión o computador sin producir un puto pes.

    Fuck! yo ni cagando me podré jubilar antes de los 30.

    ¿Cómo ganas dinero escribiendo aquí?

  2. Notable comentario, igual tienes razon, sobre la caja de los idiotas (como lo llaman a la television) aporta pura ignorancia, sobre todo con programas juveniles, que ya están en decadencia.

    Buen Comentario.

¡Comenta!