Horoscopoco

Por mi fecha de nacimiento, los astros han determinado que soy:

  1. Capricornio
  2. Jabalí de Agua (Horóscopo Chino)
  3. Abeto (Horóscopo Celta)
  4. Amon-Ra (Horóscopo Egipcio)
  5. Lagarto (Horóscopo Maya)
  6. Dragón de Komodo (ese me lo acabo de inventar, pero suena muy cool)

Según cada uno de estos horóscopos, se puede predecir el carácter de una persona, sus ciclos vitales, cuando tendrá dinero en abundancia y otra infinidad de datos, más o menos precisos, basados en la fecha de nacimiento. De hecho, puede llegar a ser preciso hasta en la hora. Si nací a las 5 de la mañana seré una persona alegre, tímida y confiada, pero si mi madre esperó hasta las 3 de la tarde para desalojarme de su vientre, me tocará ser calmado, egocéntrico y desordenado.

Sí, como todo el mundo a veces leo lo que dice mi horóscopo, del mismo modo que leo las tiras cómicas o los titulares. Pero ¿hay alguien que lo crea de verdad? ¿Alguien que no viaje, no se case, o pida un préstamo, pensando lo que dice el horóscopo de turno? Si hay personas que pagan por brujos que hacen magia, o a sacerdotes evangélicos que leen la biblia desde un notebook, estoy dispuesto a creer que hay quien que paga, cree y asume lo que le digan. Ese tipo de gente me da miedo. Lo digo en serio.

A veces tengo la sensación de que la gente es mucho más supersticiosa de lo que está dispuesta a aceptar. Esto de los horóscopos debe ser como la religión: Si uno tiene razón, todo el resto está equivocado. Si todos están en lo cierto,  diferenciarlos es una estupidez. Si ninguno está en lo correcto ¿para qué nos molestamos en leerlos?