Pastelero a tus pasteles, periodista a tus noticias

Escribí un post sobre mi rechazo a la idea de que el periodismo y el trabajo de los periodistas estuviese en vías de extinción, ya sea por la existencia de nuevos formatos (a los que muchos aún no se acostumbran) o por la percepción de que cualquier persona, con interés y una cámara, puede reemplazar a los periodistas. Pero también en que los nuevos medios digitales tienen una ventaja considerable en ciertos ámbitos, pero los medios tradicionales siguen siendo los que mandan.

Cristian, de Intertextual, está en desacuerdo conmigo. Lo que es más o menos natural, dado que creo que mi postura es minoritaria. Pero como no quiero escribir otro mamotreto, trataré de ser más directo y menos argumentativo. Si la cago me avisan.

Hace tiempo (ya ni me acuerdo donde) leí un breve estudio con respecto a que en Wikipedia (en ese momento específico), había más información sobre Call of Duty  que sobre la Segunda Guerra Mundial. Mi comentario al respecto fue que la situación dejaba en evidencia que historiadores, investigadores o especialistas, ya sea por desinterés o desconocimiento, no usaban Wikipedia para transmitir sus puntos de vista, teorías y/o conocimientos.

Menciono esto como ejemplo de que lo comunitario/colaborativo no es necesariamente bueno o mejor que lo creado por los expertos de un área. En ese momento recurrir a las fuentes tradicionales de información para investigar sobre la WWII era mejor que sobre lo colaborativo. Sigamos con lo que aparece en Intertextual.

(…) estuve leyendo en este último tiempo los twitteos que se hacen por el tema de Honduras, y siempre leo que tal o cual medio no es confiable; o aquél otro no dice todo lo que debería decir. Son diarios digitales, que en su momento comenzaron siendo medios tradicionales de tirada en papel, que han crecido y cambiaron su formato.

Estupendo. En eso estamos de acuerdo. Pero ¿va a desaparecer el trabajo de los periodistas sólo porque el diario es digital y no impreso? Por supuesto que no. El trabajo es el mismo. Miren un noticiario cualquiera y vean cuantas de las noticias requieren simplemente estar en el lugar apropiado: conferencias de prensa y comunicados de gobierno, por ejemplo. Cualquier noticiero en la TV tiene una buena dosis de eso. No hay mucho ciberperiodismo sin ciberperiodistas haciendo ese tipo de cosas. O yo estoy ciego, o a muchos lugares “noticiosos” sólo dejan entrar a los periodistas acreditados. Eso parece una defensa débil, pero les aseguro que pasar días y días en un lugar esperando que pase algo es una de las tareas más ingratas del periodismo, y una donde sólo la paciencia y el olfato entrenados permiten saber lo que está pasando.

También en las elecciones legislativas de Argentina se habló mucho sobre esta tarea de los medios: titulares que indicaban parcialidad; notas muy bien escritas pero bastante violentas hacia un sector, sin priorizar la pluralidad que la gente necesitaba para tomar sus decisiones, entre otras cosas.

Sobre esto no puedo extenderme mucho (aunque es un tema que da para largo), pero creo necesario descartar la idea de la objetividad del periodismo. Creo que los periodistas la desechamos hace unos veinte años. No existe periodismo objetivo, y ya el hecho de sacar una foto es un acto de subjetividad: la decisión de tomar la foto, el ángulo, incluso detalles como la velocidad de obturación, son decisiones subjetivas que tienen su propio acto de poder implícito (Si una imagen vale por mil palabras y Foucault tiene razón, entonces cada imagen son mil actos de poder).

Resumen:

  1. La mayoría de los blogs están abandonados, o tienen menos de una actualización al mes. Esto es un hecho, y tiene que ver con una de las bondades de este tipo de bitácoras: si me apetece, no hago nada. El contenido basura es muchísimo y mucha gente (me atrevo a afirmar que la mayoría) no quiere pasar el 99% del tiempo que navega tratando de filtrar si la información que lee es verídica o no.
  2. Esto reduce la cantidad de blogs/medios online confiables a unos pocos, ya sean medios tradicionales que evolucionaron, o aquello que llamo “superblogs”, donde hay varias personas trabajando a tiempo completo y que pueden formar una empresa rentable gracias al blogging.
  3. La mayoría de los demás sitios web colaborativos/ciudadanos basarán su contenido en estos superblogs y sitios de medios tradicionales porque están más actualizados, tienen noticias frescas y tienen credibilidad. En la actualidad el copiar/pegar una noticia, cambiar dos palabras y poner “Vía tal sitio” es una verdadera institución. De hecho la petición habitual en este aspecto no es “por favor no robes mi contenido” sino “por favor, si robas mi contenido dame al menos un link”. Eso no da credibilidad ni crea contenidos.

Quiero terminar comentando este comentario de pseudo analista que leí por ahí (no lo avergonzaré citándolo con nombre):

Se ha subestimado el inmenso poder de redes sociales como Twitter , el caso de la muerte de Michael Jackson es el mejor ejemplo. Cuando todos los medios de comunicación luchaban por tener la exclusiva, los twitters (usuarios de twitter) inundaban internet con sus reporteos (y tweeteos) extraídos de diversas fuentes. Asimismo vimos Tweeter y Facebook, en forma instantánea, inundados por volúmenes y volúmenes de mensajes hablando de Jackson. Sin lugar a dudas lo de ayer fue una prueba más del real poder de las redes sociales, del periodismo ciudadano.

Si eso es periodismo, me cago en el periodismo. Cinco millones de tipos repitiendo lo mismo que salió en el sitio web de un diario no es periodismo, no es contenido, no agrega valor. Sólo indica que hay cinco millones de personas repitiendo como loros lo mismo que dice un medio tradicional. Él único poder que veo ahí es el de hacer ataques DDoS sin quererlo. Es como argumentar que el funeral de Michael Jackson lo van a ver mil millones de personas. Sólo dice que el formato es exitoso, no que el contenido sea bueno.

Escrito por Boolture

6 Comentarios en “Pastelero a tus pasteles, periodista a tus noticias

  1. Monica Responder

    Julio 7, 2009 at 9:22

    Tu último comentario resume mi postura respecto a la situación. A lo que agregaría que los periodistas deberían ver la web como amiga y no enemiga-roba-trabajo. Pero en fin… Los periodistas nunca ha sido conocidos por su buen criterio.

  2. alia Responder

    Julio 8, 2009 at 9:56

    En tu post anterior hiciste la pregunta del millon: son flojos los taxistas?? y yo pregunto: son flojos los periodista??
    Esta a la vista que copiar y pegar es la función mas usada en las computadoras de los periodistas… no he de negar que disfruto pensando en hackear esa función… cuantos “periodistas y sus blog sobrevivirian? :twisted:

  3. Boo! Responder

    Julio 8, 2009 at 11:10

    El problema del alcance es fundamental. Por lo general se asume que porque hay cientos de miles de personas repitiendo los mismos 140 caracteres, eso es un reemplazo al periodismo.

    Me cago en Twitter. De verdad. No sólo es inutil, sino que además fome.

  4. Myriam Responder

    Julio 8, 2009 at 8:58

    Algo con respecto al tema

    Me da paja opinar otra vez porque serí abásicamente lo mismo que dije en el post anterior, así que sería :mrgreen:

  5. Ric. Responder

    Agosto 7, 2009 at 12:37

    En esto te encuentro toda la razon. Mas en los ultimos parrafos. El hecho de que se repita una misma informacion no indica la fidedignidad de las noticias y tampoc puede ser calificado como periodismo.
    Saludos

¡Comenta!