Pruebas de Actualidad

Acabo de dar una prueba de actualidad recuperativa. Si, usé Internet y contesté todo haciendo trampa. Sigo pensando que ese tipo de controles están dentro de lo más inútil de las escuelas de periodismo, junto con las clases de ética y los ayudantes fantasmas.

Se supone que esto “obliga” a los estudiantes a mantenerse leyendo diarios y viendo las noticias. Es cosa sabida que nadie consume tanta información como los propios periodistas. Pero lo que es actualidad para mí, es algo muy distinto que para otros. A mi me interesa saber que Europa entró en recesión económica, no quien es el DT de Maderfaca F.C. No digo que una cosa sea más importante que la otra (aunque podríamos empezar a conversar sobre ese punto), sino que mientras estos pobres académicos nos obligan a memorizar noticias de todo tipo, están forzándonos al mismo tiempo a no entender nada en su real dimensión. Una constante crítica al periodismo es “Saber nada de muchas cosas”, dicho también como “Un mar de conocimientos, pero de 1 cm de profundidad”, pero estos pelmazos se empeñan en repetir el mismo error una y otra vez.

Un test de actualidad

¿Viste las noticias después de la teleserie y crees que estás al día en todo lo relevante de Chile y el mundo? Hagamos una pequeña prueba:

 

  1. ¿Quien es el primer ministro inglés?
  2. ¿Qué equipo de fútbol va puntero en la tabla de posiciones?
  3. ¿Cual es el nombre de los ministros de Agricultura, Cultura y Medio Ambiente?
  4. ¿Cual fue la última obra pública inaugurada por el presidente?

9 thoughts on “Pruebas de Actualidad

  1. I agree.
    Las pruebas de actualidad son lo más inútil que existe. Salvo que sea de un ramo en específico (por ejemplo: Internacional) donde no sea necesario leer hasta los avisos de los saunas y las tarotistas para sentir que se está preparado.
    ¡Viva Google!

  2. Lo más que hice gracias a esas famosas pruebas de actualidad de los lunes con Faride fue leerme el resumen semanal de El Mercurio (que aparece los domingos en la sección reportajes). Y sería.

    Eran una mierda. Después creo que no hicieron más (o simplemente ya nunca más abrí un diario sólo para estudiar para esa tonterita).

    Qué mierda de actividad educativa (¿?).

    Saludos!

  3. A mí no me dan ganas de informarme. Nunca me interesó, ni siquiera cuando sacaba rojos con Faride y Klaudien.
    De hecho, si no supiera que me gusta periodismo porque me encanta escribir cualquier cosa menos noticias, seguiría con la crisis vocacional.

    Lástima que en la Chile se hayan centrado más en la Santísima Trinidad (diario-tele-radio) que en informar sobre otros ámbitos más específicos. No cacho cómo está ahora.

    Saludos!

  4. No se, si alguna vez alguien me dice “ahora que soy un periodista de verdad, debo agradecer que me hicieron muchas pruebas de actualidad”, procedere a cortarme una pierna :???:

¡Comenta!