¿Qué hacemos con los delincuentes?

Hay dos hechos que creo que no requieren demasiado para se considerados como ciertos. El primero es que existe -en algún grado- un fenómeno de delincuencia en Chile, es decir, personas que cometen delitos. No hago ningún hincapié en si se trata de mucho o poco, sólo que existe.

¿Estamos de acuerdo? ¿Nadie va a levantar la voz para decir que estoy equivocado? Ya me lo parecía. Sigamos.

El segundo hecho real es que, sin considerar las cifras oficiales, la manipulación de los medios o cualquier otro factor distorsionador, es que las personas en general sienten algún grado de molestia frente a la cantidad de delitos que se cometen.

¿Nadie discute? Ya sabía que estábamos todos arriba del mismo tren.

Que algún abogado (o aspirante a) me ilumine, pero en los delitos se castigan con multas, cárcel o servicios comunitarios. Más o menos lucas, más o menos días de cárcel. Algunos delitos menores pueden ser conmutados por trabajos comunitarios, como por ejemplo, si atropellas a alguien estando borracho, puedes argumentar que eres hermano del presidente e ir a torturar gente con tu música infernal. Eso, de algún modo que no me explico, presta un servicio a la sociedad que supera el daño causado por la falta.

En este reportaje de Ciper leemos algunas de las situaciones que hacen que ciertos delincuentes (insisto, ni muchos ni pocos) estén en la calle y no pagando de alguna manera su daño a la sociedad. Sin orden específico, son las siguientes:

  • Las policías no levantan los medios de pruebas suficientes para que los fiscales puedan llevar a juicio a los delincuentes. No hay recursos (tiempo/equipos/procedimientos) adecuados para esto.
  • Ls policías especializados a veces están empeñados en conseguir logros más grandes que un simple asaltante.
  • Porque el trabajo administrativo (papeleos) que implica para un policía detener a un ladrón de poca monta no hace atractivo desarrollar esa acción. Mucha paja para tan poco.
  • Cuando sacas a un delincuente de circulación, aparecen de inmediato otros en su lugar, por simple falta de competencia.
  • Porque la misma ciudadanía aporta una conducta que propende a que los delincuentes encuentren víctimas: imprudencias, falta de constancia en las denuncias o juicios.
  • A las policías les faltan recursos y especialistas para mantener la seguridad en territorios donde se comenten delitos con mayor frecuencia.
  • Los delincuentes no le temen a ser arrestados. Al contrario, mayor prontuario es sinónimo de mayor jerarquía. Aparecer en las noticias es un triunfo.

¿Qué se puede hacer? Es decir, hay un grado de delincuencia, una molestia de la mayoría al respecto y ciertas falencias que impiden corregir la situación. Un efectivo e indoloro balazo en la cabeza es una opción viable, pero no una muy acorde con los derechos humanos, algo muy popular en estos parajes.  Es algo de lo típico que se quejan (y con razón) los pinochetistas duros: “Cuando gobernaba mi General, no había nadie robando”. Las multas, en estos casos tampoco me parecen pertinentes, mal que mal se pagan con el mismo dinero que han robado. Y los servicios comunitarios tampoco sirven: controlar y vigilar a menores problemáticos o ladrones avezados requiere más recursos de los que se generan haciéndolos trabajar gratis.

¿Ideas?

Un gringo tiene una idea. Mi amigo personal Joe Arpaio, sheriff del condado de Arizona. Este buen hombre, con su medalla de gimnasio pokemon con forma de estrella incluida, es un cazador sin piedad de espaldas mojadas (más conocidos como “inmigrantes indocumentados”) e inventor de una cárcel que resulta muy económica y de algún modo, recupera su cualidad de disuasiva, porque es un lugar donde en realidad nadie quiere estar.

La prision de Joe Arpaio

Una cárcel en medio del desierto

  • Los prisioneros viven en tiendas de campaña, a 50 grados a la sombra en verano, con trajes a rayas y grilletes.
  • El costo de implementación de la prisión fue de U$ 100.000, en lugar de los U$ 70 millones que hubiese costado una cárcel convencional para el mismo número de prisioneros (2.400).
  • No hay revistas, no hay gimnasio (los delincuentes están allí como castigo, no para ponerse en forma y luego asaltar a la gente cuando salgan).
  • Eliminó la televisión por cable. Cuando se enteró que una orden de la Corte Federal exigía proveer con televisión por cable a las cárceles, entonces dejó sólo el canal  Disney y el meteorológico. Así se entretienen y saben cómo va a estar de caluroso el día siguiente.
  • No hay café. (De todos modos, nadie quiere tomar con ese calor).
  • Cuando los presos se quejan por el calor, la respuesta es: “los soldados estadounidenses que están en Irak también viven en carpas, cargados todo el día con sus pertrechos de guerra, les disparan y no han cometido ningún delito, así que cállense”.
  • Todos usan ropa “de presos”, con camisetas y calcetines rosados.
  • Todos están obligados a trabajar encadenados limpiando carreteras.
La carcel de Joe Arpaio

Ropa ridícula para desmotivarlos

¿Es esta una buena solución? Digamos que no le pone mucho énfasis a la rehabilitación, pero las cárceles chilenas actuales tampoco. Es barata (podría haber algo parecido en el Desierto de Atacama), y las condiciones extremas deberían asustar a algunos. Se entiende que la cárcel es un castigo, no un premio, y por tanto es obligatorio trabajar, porque el estado no tiene porqué mantenerlos. ¿Alguien se opone?

14 thoughts on “¿Qué hacemos con los delincuentes?

  1. Sip, encerrarlos, en condiciones incomodas pero no precarias y que trabajen, que la comida no es gratis.

    Puedes hacer que hagan el tunel que una la isla de Chiloé al continente a puro trabajo forzado, ni siquiera hay que darles palas, que usen cucharas.

    En un año lo tienes listo

  2. Quiero volver a citar al soberano Patricio de Ankh-Morpork, Lord Havelock Vetinari, a quien ya recurrí en un post anterior que hablaba sobre la regulación de la prostitución.
    ¿Es posible eliminar la delincuencia de las calles? Yo creo que no. ¿Por qué? Porque siempre ha habido y siempre habrá gente con algo que otra gente quiere pero no puede obtener. Así que para eso o se roba o se mata o ambas. Supongo que no habrá mucha gente que, siendo realistas, opinen distinto. Está en el ADN señores. Los seres humanos somos unos sádicos barbáricos que nos hacemos mal entre nosotros. “Homo homini lupus”
    En la más grande ciudad de la existencia, Ankh-Morpork, por decreto del patriciado, DEBE haber un gremio de ladrones. Si la policia es tan pajera como para hacer bien la pega, entonces que los mismos delincuentes la hagan bien, de forma ordenada, autogestionada y autofiscalizada. De ser así, se podrían evitar algunos de los puntos mencionados arriba por el señor López (todos los que involucran a la policia), mientras los otros pueden ser regularizados (aparecer en las noticias puede, efectivamente, ser señal de estar haciendo bien la pega; si alguien es asaltado, ya no participa de un delito, si no que de un acto cívico que permite que la ciudad siga funcionando; los mismos delincuentes regulan, concesionan y administran sus territorios).
    No es que la propuesta de la cárcel me parezca mala, pero ésta me parece más civilizada.

  3. Seria lo ideal en Chile (y en todo el mundo occidental) seguir el ejemplo del sheriff americano.

    Es una utopia pensar que en la carcel podran rehabilitarse – los delincuentes deben ir a la carcel a PAGAR su deuda con la sociedad, no de vacaciones ni tampoco para aprender nuevos “oficios”.

    Lo que pasa en Chile es que se han puesto muchas trabas a la justicia desde que la concertacion llego al poder, para contrarestar “las medidas represivas del gobierno militar”. Desde un extremo en que (realmente) se combatia la delincuencia comun, nos pasamos al extremo en que se defiende mas los “derechos” de los delincuentes que el de las victimas.

    Que falta nos hace en Chile un “Punisher”!

  4. Bien. Y enseñarles un bendito oficio igual. Aunque un microempresario la tenga más difícil, más de alguno tendrá talento y será reconocido como buen trabajador. Además, ya que integrarse al sistema les será más complejo, mejor que partan como independientes.

    Yo creo en las segundas oportunidades. El que falla una vez puede aprender del error o cometerlo de nuevo. Pero si la hizo dos veces, la hará tres, así que ahí habría que aplicar medidas más drásticas y menos mortales, por supuesto. La muerte no es la opción (más terrible).

  5. a ver… recapituliemos:
    primero, en una dictadura, mataban a cualkier k hiciera cualkier wea con la excusa de ser subversivo. no habia delincuencia (mentira, era muy baja), y era una paja salir a carretear y parar a cada milico k estuviera aburrido en las eskinas.

    segundo, en democracia, se instaura un amor increible por los derechos humanos, al punto que se deja libre a cuanto weon que haya matado a alguien, haya conseguido entrar a la carcel.
    tercero, es tanto el webeo, que se funda la institucion gubernamental conocida como “puerta giratoria”. la delincuencia escala.

    cuarto, ahora, no hay puerta giratoria, pero hay tanto weon en la carcel que no hay plata pa mantenerlos a todos, ni para hacer mas carceles. asi que las policias no se molestan en perder su tiempo con ladrones comunes, cuando pueden salir en la tele si hacen una super redada simultanea. la delincuencia sigue escalando.

    creo k la wea es intrinseca de las democracias wn, no puedes salir ganando en todo, o metes a todos los revoltosos a la carcel y matas a la mitad, y dejas a la poblacion/genteconelgobierno vivir trankila, o das la libertad al pueblo que se autogobierne, y encarcelas a toda la gente honesta en sus casas.
    O es lo uno, o es lo otro.

  6. A la carcel o cualquier tipo de confinamiento si que no le encuentro mucho sentido. No se de que forma se puede recuperar del delito una sociedad manteniendo a un gil encerrado y mas encima costeando gastos de manutención, sin mencionar los gastos que provocará al salir este humano deformado debido al encierro, con suerte quizás se mate.

    Ahora lo que si garantiza este medio cavernicola (sin ofender a nadie) de castigo es que por lo menos por un tiempo el delincuente no podrá reincidir. Pero, ¿quien te dice que va a tener ganas de hacerlo de nuevo, a pesar de no ser encarcelado?. Quizás el tipo estaba de mal humor y cometió un crimen que nunca mas en su vida va a cometer (supuesto 1). ¿Vale la pena gastar plata y recursos humanos en procesarlo y meterlo preso si al final de esta forma no estas recuperando el daño que cometió, sino que simplemente estas causándole un daño equivalente? Osea para que quede bien claro: no estas recuperando NADA y estas encerrando a alguien por lo que puede VOLVER a hacer.

    Ahora vamos al caso del ciudadano común y corriente. También hay una posibilidad de que cometa un crimen en cualquier momento y la sociedad supone que no lo va a hacer, por lo que no lo encierra (supuesto 2).

    Evidentemente el supuesto 1 y el 2 son equivalentes (¿o no?). Por lo que o encerramos a toda la población o no encerramos a nadie. A mi al menos no me tinca tan entretenido pasarme la vida haciendo cerámicas y cuidándome el *** cuando me ducho.

  7. jose antonio muñoz ubeda

    mi proyecto,para reformar,al delincuente comun,(RATEROS,ASALTANTES,DELINCUENTES JOVENES,ETC)pasa por un estudio,que parte,en el origen,del delincuente,nos encontraremos,que un alto porcentage,procede de familias y barrios,donde reina la pobresa,empesando,por el tipo de vivienda,y las caracteristicas estructurales,del barrio,la marginacion,y el abandono historico del progreso,mas otros añadidos,son cunas de delincuentes,ahora les hablaré,de las soluciones,segun mi proyecto,el objetivo de recuperar para el bien comun,a este tipo de delincuente,hace imperativa,una gran invercion progresiva en el tiempo,en el sistema penitenciario,hasta ahora,las prisiones son un lastre para las arcas fiscales,el segundo objetivo,es que se auto financien,convirtiendolas en proveedoras,del estado,de aquellas materias que hacen falta,para hacer progresar,todas aquellas zonas,que justamente son el nido de estos delincuentes,¿como lo haremos?empezaremos por fijar la edad penal,en catorce años,las actuales prisiones,las definiremos,como del tipo A,cuyas condiciones carcelarias,seran deplorable,a todos los niveles(alimentacion,calabozos y mas cosas,etc,etc,la segunda opcion es la tipo B,a cuya prision se condenaría,a estos delincuentes que queremos recuperar para el bien,solo se les daría,una oportunidad,si reincidieran,la segunda ves,van directamente a la tipoA,las caracteristicas de la tipoB,que la hacen diferente, es que es una prision modelica,una factoria cuya principal actividad,es la de proveer al estado de todo tipo de materiales de construccion,principalmente,para la construccion de viviendas,de una gran calidad,que permita el desarollo de todos los lugares que en Chile abundan,y al producirse este cambio en la sociedad,erradicariamos estas cunas de delincuentes,porque defino el proyecto como progresista? porque en Chile para donde uno mire,hace falta mejorar algo,ej.veredas calles,redes de alcantarillados,etc,etc de estas macro factorias,saldrian todos estos productos,manufacturados por los reclusos,ahora,como convencer a estos reclusos,que aqui mejor que nada,en primer lugar,hacerles ver que,estan en deuda,con la sociedad,y que tienen que retribuirle ala misma,su deuda,en el momento que ingresa en el recinto,se le pone en conocimiento,de sus obligaciones,para con la intitucion,se le asignará un salario,basico,como el de un obrero cualquiera,por el desempeño de su trabajo,se le dará un trato digno,una buena alimentacion,y sus ratos de descanso,se le dará una formacion,para que desempeñen las actividades con responsabilidad y seguridad,tendran su asistencia medica,y religiosa(charlas y visitas)pero la contrapartida,es que los gastos de comidas se les descontaran del sueldo,se podria incluso,el alojamiento,el objetivo son dos,que el recluso,se acostumbre a trabajar por un salario,como la gente honrrada,y el estado,a traves del ministerio que corresponda,sea el principal cliente de esta fabriprision,tambien para incentivar a los reclusos,se les podrian dar pequeños bonos,que segun los objetivos de produccion,podrian aumentar,mas que en sus 29 horas de descanso semanal(fin de semana)tuviecen actividades gratificantes,que les hagan sentir,que despues de todo,no es tan malo,como estar en una prision convencional,si un recluso se reciste,a entrar en el sistema,automaticamente,se le somete a condiciones carcelarias que le hagan convencerle,que estará,mejor si se adapta,al modelo de reforma,ademas sobre la marcha,se puede perfercionar el sistema,no olvidemos que este es un proyecto pionero,uno de los objetivos,es descargar de internos incluso,los reformatorios,yo el autor de este proyecto vivo en España desde hace 33 años y cuando viajo a mi pais,observo que hay tantas cosas por mejorar, como me gustaria ver las viviendas,con mas calidad de obra,y que la ausencia de delincuentes,hiciera innecesaria la contruccion de esas rejas metalicas de 3y4 metros de altura que tanto afean nuestras calles,y las veredas,en buen estado,y muchos jardines,cada uno de nosotros co un poco de voluntad y esfuerzo,podemos hacer que la rueda del progreso aumente su velocidad,estas fabriprision,tendrian que contruirse,donde los recursos hidricos,fuesen abundantes,ya que para contruir blokes,y ladrillos,tubos y todo tipo de prefabricados en hormigon,etc etc etc,hace falta mucha agua,el proyecto inicial es caro,pero con la demanda,publica y privada solo termina por amortizarse,yo creo en el,y es mejorable y como dice el sr. Farkas,lo que yo quiero,que el bien le gane al mal,si alguna persona desea debatir conmigo,estoy a su disposicion.

  8. yo pienso ke los presos estan ahii porke algo malo han hechoooy ke komo tal se les debe de tratar en los ke no estoy deakuerdo es komo los viste kon esos trajes muy raro

¡Comenta!