Quince pesos y un botón

Hace años, no recuerdo cuantos en realidad, fui con mi hermano a almorzar a un Shop Dog. ¿Porqué a un Shop Dog, si ahí sirven mala comida, que está casi siempre fría, a un precio un poco excesivo? No tengo idea, supongo que era lo que estaba más cerca. En los Shop Dog uno pide y paga la comida, se sienta y espera a que el mesero vaya a buscar el ticket.

Pasó un rato y ningún mesero o mesera se acercó a buscar el ticket, así que empezamos a agitar los brazos como operarios de aeropuerto. No nos prestaron atención tampoco, así que me levanté y detuve a uno. Le dije donde estábamos sentados y le entregué el ticket. Pasó el rato…

…No, en serio. Pasó el rato. Un rato bastante largo. Pongamos media hora. Media hora esperando el almuerzo. Eso es más de lo que uno puede soportar, sobre todo porque uno no va a comer a un Shop Dog a menos que no exista ninguna alternativa menos indigna. Buscamos al mesero, pero no aparecía. Tampoco teníamos el ticket, así que no podíamos pedirle a algún otro que nos trajera la comida.

Propina
Esa foto la saqué con mi viejo SonyEricsson w200. Por eso la mala calidad de la foto. Es lo que hay

Finalmente el tipo apareció. Nos pidió disculpas, porque “se le había olvidado”, y por eso se había ido a almorzar. Comimos, claro. Ese día andaba con camisa, no me pregunten el motivo. Algunas camisas tienen en algún lugar estratégico uno o dos botones de repuesto pegados. Me saqué un botón de la camisa. Y le dejamos una propina adecuada: quince pesos y un botón. Lo único que lamento es no haberle visto la cara. Fui mesero, y sé que hay algo peor que la gente que no deja propina: la gente que deja unas chauchas sueltas. Espero que agregar un botón lo haya llevado a un nuevo nivel de desprecio.

Escrito por Boolture

6 Comentarios en “Quince pesos y un botón

  1. Melissa Responder

    Marzo 29, 2011 at 10:18

    Irónicamente, eso es desprecio en su máxima expresión!

  2. Ares. Responder

    Abril 2, 2011 at 6:06

    Nadie se puede escudar en decir “me olvidé”, hay que reconocer que la memoria que tienen que tener cuando no anotan los pedidos es digna de mención, pero después de todo es el trabajo que realizan…
    Si yo me olvido de hacer cosas en el trabajo lo mas probable es que me coma un buen reto

  3. Felipe Responder

    Abril 5, 2011 at 4:36

    la venganza es dulce xd, bien merecido se lo tenía el tipo.

  4. mesero Responder

    Abril 8, 2011 at 10:45

    Que sutil…creo que el mesero se llevo el mejor de los presentes contigo…una moneda y un boton, visto desde el punto de vista tuyo es un desprecio, pero visto desde el creo que fue hasta sublime, haberse llevado un castigo tan memo… veo que hay un esfuerzo detrás tuyo al creerte mas inteligente que el resto…pero con la indulgencia que actuó, el te sobrepaso o quizá, tu personalidad no fue la suficiente para hacerle pasar un rato peor…ahora es solo una anecdota que se las cuenta a sus amigos, de como un candoroso busco hacerle pasar un mal rato, pero al contrario no se la pudo y mostro un botón y una moneda jajajjaja que facil es equivocarse con este tipo de clientes… Además entro al Shopdog con una mirada omnipotente y desdeñosa de lo que era el restaurante, jajaja pero se llevo la sorpresa de que es el único tipo en el mundo que supera los guiness record en espera, me fui hasta almorzar, que tipo mas “sagaz” jajajaj. Perdón por la acidez pero estas apunto de entrar a los grandes pensadores.

  5. paganus Responder

    Abril 8, 2011 at 3:15

    Demasiado ego Boo, la verdad que igual hubiese sido mejor si le hubieses dado la propina en su mano, si lo que querías era “incomodarlo”, o hacerle pasar un mal rato, al final el mesero te vio la cara y debe haberse cagao de la risa de ti… porque debes ser muy weon pa esperar una hora una comida en un restaurant….. Pff, en definitiva el mesero debe contar aun esa anecdota…”una vez deje esperando a un saco e wea una hora y yo me fui a almorzar y le dije y el muiy webeta me dejo 15 pesos y un boton”… a lo que todos dirían… “Harto paciente – weon- el loco”…

    Quiciste webiarlo y no te salió…

  6. Outsider Responder

    Mayo 11, 2011 at 9:41

    Leyendo algunas de las cosas que has escrito, estoy seguro que no esperaste una hora ni cagando…

¡Comenta!