Rammstein en Chile

Haciendo una movida financiera absolutamente irresponsable, cortesía de Falabella, compré mi entrada a Rammstein. Puede parecer un lujo burgués innecesario -que lo es- pero tiene su motivo.

Empecé a escuchar Rammstein a los 17-18, no recuerdo con exactitud. Creo que fue mi hermano el que apareció con una copia del Live Aus Berlin en VHS (eran otros tiempos). Supongo que la música nos gustó lo suficiente para comprar los dos discos que habían sacado hasta ese momento (Herzeleid y Sehnsucht). Mi viejo fue a Alemania por trabajo poco después y compró el tercer disco -Mutter- en edición limitada. Sí, discos originales.

Después de algunos años, y varios álbumes después, Rammstein dejó de ser una de mis bandas predilectas. Los últimos discos me sonaron regulares nada más y como sufro de elitismo, que muchas más personas (sobre todo cabros chicos) lo escucharan hizo que mi interés decayera, además de moverme por interés natural hacia otros géneros si no más pesados, al menos más oscuros.

Pero han pasado ocho años desde entonces, y vinieron por primera vez a Chile. ¿Cómo no iba a verlos? Probablemente no vuelvan en cinco años o más, así que mi oportunidad era esta. Cómodas cuotas mensuales para  hora y media de pirotecnia. Con mi hermano y hermana, mi cuñado y mi madre. Sí, digamos que a todos en algún momento Rammstein nos voló la cabeza y teníamos que estar.

La previa

El grupo telonero fue Kanatran. No los había escuchado y no quiero volver a escucharlos jamás. Son los peores teloneros que he tenido que soportar, sonaron pésimo (pifia del sonidista, no de ellos) y sus canciones apestan. Gente de Kanatran, los invito a dedicarse a la horticultura o al fascinante mundo del telemárketing. O directamente tirarse al metro.

Me sorprende la necesidad de un montón de gente (realmente es es mucha gente) de sacar fotos y grabar, en vez de disfrutar el show.  En serio ¿para qué? Yo saqué mi celular y tomé una única foto para poder ilustrar este post. En medio de la marea humana de la cancha y usando sus celulares o camaritas de juguete ¿esperan de verdad conseguir una buena foto? ¿o un video de calidad aceptable? ¿Que además nunca van a volver a ver? Había decenas de imbéciles grabando el telón negro desde las 8:15. Alguien hacía una prueba de sonido y volvían a grabar.  Payasos.

Para mi sorpresa, vi mucha niñitas pseudo góticas y muchos menos chascones de los que estoy acostumbrado. Sí, habían -habíamos- algunos, pero me sorprendió la diferencia de público al que estoy acostumbrado a ver. No sé si alguien más tuvo esa impresión.

En fin. Como era natural, el espectáculo sólo comenzó después del ocaso.

El Show

Tengo sentimientos encontrados con respecto al show. Como dije antes, mi interés por Rammstein estaba en los tres primeros discos, por lo que eché de menos más canciones de esos álbumes. Para las personas que los han escuchado más en el último tiempo debe haber sentido como un setlist más equilibrado.

Hablando de setlist…

Seguro que alguien se queja por leer esto, pero el show estuvo muy, pero muy estructurado. El mismo -idéntico- listado de canciones que han estado tocando en la gira. Lo mismo. Salvo, y he aquí lo notable, que tocaron un poco más después de las tres canciones del obligatorio primer alto. Esa estructura de conciertos es clásica (y hasta cliché): diez o doce canciones, un alto de cinco minutos y tres canciones más. En este caso, después de esas tres canciones hubo otro descanso breve y dos temas adicionales. También encontré que fue cortísimo, pero la verdad es que estuvieron un buen rato arriba del escenario y eso se agradece. Me hubiese gustado escuchar Engel o Moskau, pero requieren de una voz femenina y si no la tenían en la gira era obvio que no las iban a tocar.

Du Hast es el “Master of Puppets/Tornado of Souls/Black Metal/The Number of the Beast” de Rammstein, LA canción que siempre, pero siempre tienen que tocar, es como una obligación moral, si no tocaran Du Hast uno se sentiría estafado. Bien. Du riechst so Gut es un clásico romántico-industrial. Bien. Te Quiero Puta es una canción que creo que sólo tocaron porque está en español, es una muy mala canción, con una letra aberrante por lo simple (no es que Rammstein tenga letras muy elaboradas, en Alemania no son tan populares por lo mismo, son como los Búnkers en Chile, guardando las proporciones de género). Menos mal que no dijeron nada de los mineros antes de Sonne. Bien. Los mismos lanzallamas de la película XXX en Feuer Frei. Bien. No voy a ir canción por canción, como dije antes hubiese preferido más de los primeros discos pero esa es una opinión muy personal.

La pirotencia es algo que también para mí es todo un tema. Rammstein tiene que ser explosivo, con lanzallamas de todos los tamaños y petardos varios. La olla gigante con Flake metido dentro, los picos con chispas, la ballesta de fuegos artificiales… Siempre he sido de la muy dogmática opinión que lo importante es la música, no el adorno, pero Rammstein es una banda del tipo Kiss, sin pirotecnia el show sería penoso y como saben eso, le ponen todo lo que pueden. Me parece legítimo y divertido. El público se entretiene viendo ese tipo de cosas. Cuando llovieron papelitos del cielo ¿usted también trató de agarrar uno con la mano? Y después se preguntó ¿Qué hago con esto? Si es así, es que es al menos tan idiota como yo.

En resumen, los lanzallamas son imponentes, los petardos divertidos, son parte del show. Bien. Imperdonable la ausencia de una pantalla gigante.

Rammstein en Chile

En lo que estaremos de acuerdo es que el feeling con el público fue inexistente. Quizás la barrera del idioma es, en este caso, demasiado grande. Salvo una única intervención (el “Viva Chile Mierda”, casi al final), hubo poquísima interacción con el público. Ni siquiera los juegos de sonido que han hecho en otros recitales (por ejemplo el teclado en Buck Dich). Nuevamente, hubo una excepción: Flake navegado en un bote inflable encima de la cancha Vip. Eso fue gracioso (yo me cagué de la risa), y suficiente, a mi juicio, para dar el aprobado al ítem “interacción con el publico”. Descarto eso sí a las maracas señoritas elegidas por la producción que subieron al escenario al final. Bien por ellas que se subieron, mal por todos nosotros porque ni siquiera eran ricas. Estoy seguro que si algún miembro de Rammstein quiere pisarse a una mina, no va a ser una weona chana como las que subieron, sino alguna minita vip del Passapoga. Para ellas alcanza, como mucho, alguien del staff.

En resumen

Me gustó harto. Estuve en cancha general, en medio de la acción, y si no quedé muy cansado es porque creo que estoy mal acostumbrado a los recitales metaleros. En este caso, con la ropa empapada y el pelo goteando, apenas lo sentí. No fue menos de lo que esperaba, tampoco más. Fue lo que debía ser y por tanto cumplió mis expectativas.

9 thoughts on “Rammstein en Chile

  1. No sé si en volá fue la ubicación, la gente, el ánimo diferente que había en VIP pero yo vivi un concierto mucho más intenso.

    Y casi toco a Flake cuando se paseo en el bote.

    Del setlist, lo mismo. Lejos hubiese preferido más temas del Rosenrot para atrás, pero estaban en la gira del último disco. Igual hubo 2 temas de los nuevos que rescate.

    La falta de las canciones con voz femenina -en particular Engel- lo encuentro estúpido. Existen las grabaciones y no creo que nadie se hubiese quejado si no hubiese aparecido Bobo en el escenario.

    En el momento peak, estuvo como a 5 metros del escenario y fue increíble…

    En fin. La circunstancia personal que para mí rodea a Rammstein seguramente es diferente…

    Pero fue un gran concierto. Al menos, para mí.

  2. No soy fan de rammstein, no es que los deteste, pero simplemente no los escucho, aunque si lo pasaste pulento, bien por ti.
    Siempre tienes la costumbre de escribir algo respecto a recitales, de hecho yo llegué a este blog el año pasado con lo del inolvidable recital de Venom xD.
    Como consejo, trata de no ir tan al extremo sacando entradas ahora, mira que el próximo año se nos llena la cartelera con buenas bandas (Motorhead, Ozzy, y Voivod+Forbidden+Exciter).
    Ahora a trabajar por las entradas!!!
    Chau!

  3. No me mencionaste en el post, con nuestro encuentro tiernito random dospuntostres :3

    Menos mal que llegué después de los teloneros, esos weones siempre me deprimen horriblemente =D

    Igual habían minas ricas, las góticas siempre me han movido las hormonas (menos las orcas).

  4. Yo también fui al concierto, estuve en Andes, estuve un poco alejado de la acción pero igual quede terriblemente sudado después de tanto saltar y muy ronco por tanto gritar y cantar. Fue el mejor concierto al cual he ido, solo por el hecho de que me gustan todas sus canciones sin excepciones por lo que lo disfrute muchísimo, ademas la pirotecnia, si bien no ha sido la mejor que he visto, estuvo buenísima, me gusto mucho cuando en Benzin quemaron a un tipo (obviamente actor), o que en Feuer Frei! al cantar saliera una llamarada por la mascara que se puso Till, y si bien como tu dices Te quiero puta! no es definitivamente la mejor canción, fue simpático que la tocaran puesto que ademas era el tema que todo el publico pedía. A mi juicio, no podría haber disfrutado mas el concierto de mi banda favorita, dos pulgares bien arriba!

  5. Weón, concuerdo contigo respecto a las “señoritas” que subieron al escenario. De hecho, me puse a gritar “subieron puras putas” hasta que quedé hablando como otra maraca más jajaja
    Igual, extrañé Engel. Ahí sí que me muero de un infarto.
    Terminé moreteada, ronca, etc… pero fue una experiencia única. Tenerlos tan cerca fue demasiado emocionante. Aún me siento como si estuviera en un sueño…

  6. Boo, la verdad que tus crónicas me parecen demasiado vacias, con una falta de respeto irreverente, con datos de dudosa procedencia y una interpretación demasiado retorcida…
    No cambies nunca ^^

    En mi blog tenes algunas palabras dirigidas a vos, espero no tomes a mal.

    Como odio tanto tu blog, como siempre lo voy a seguir leyendo con cada actualización.

  7. la verdad es que se nota que no cachas nada de musica, Rammstein impecable, el sonido de los teloneros sin lugar a duda de los mejores. es un chiste que escribas, es como una mofa al que no cacha nada de musica.jajajajajjajajaa, es para reirse este block, la falta de tdod, penoso, jajajaa

    • “el sonido de los teloneros sin lugar a duda de los mejores.”

      No sé en qué mundo vives, debe ser el primer concierto de tu vida. El sonido de los teloneros fue pésimo, el sonidista estaba sin duda ebrio. Y la música en sí, como el hoyo, banda ql mala, con un vocalista sin brillo. El público estaba durmiendo mientras cantaban. Solo se prendieron UN POCO en la última canción, precisamente porque era la última. Y chao, pa’ la casa, realmente para el olvido.

      Ahora me explico porqué Pentagram siempre telonea a las bandas metaleras buenas, y es porque es un buen grupo, de las pocos decentes que hay en Chile. Bandas industriales buenas seguramente no hay en Chilito.

  8. Concuerdo en muchas cosas con Mr.Boo
    kanatran, malo. Fue una pesima eleccion. Me imagino ke los seleccionaro porke son la unica banda chilena ke trata de sonar como Rammstein. Pero a pesar de todo le pusieron empeño. Yo estuve en la “kansha vips” y la verdad es ke igual me sacaron del hipnotico y repetitivo tecladito de fondo (al final descubri ke contenia un mensaje no tan subliminal ke incitaba a coger toda la noche) igual saltamos, coreamos el ultimo tema, pero nada mas. Pasó sin pena ni gloria.
    Con respecto a rammstein, sonaron bien. el espectaculo com obien lo dice boo, fue algo corto pero se disfrutó. no fue un espectaculo para sacudir la cabeza ni para mochear pero estubo entretenido. mi mujer gritaba como loca (ya la veia haciendo bück dich sobre el escenario junto a till lindermän ) sudamos como en un sauna y si bien no kede con el cuello hecho pedazos por sacudir el craneo, si me kedo paralizado por un rato de tanto mirar hacia arriba tratando de enfokar la camara…..
    ….SI, lo admito. yo fui uno de los miles de idiotas ke grabo parte del show. pero no me arrepiento, haria cualkier cosa por mi amada esposa…. ademas eso me permitia puntear a las minas ke estaban delante mio, so pretexto de no poder ver donde me ponia ya ke estaba pendiente de la dichosa camarita… XD.
    En resumen el espectaculo estuvo entretenido. corto pero bueno.
    ah. otra keja fue la espera: pudierno haber puesto unos videitos en las pantallas invisibles ke habian o algo de musica para kantar y hacer ke pasara mas rapido el tiempo. Fue una gran lata, pero lo demas bien.
    saludos.

¡Comenta!