Santiago en 100 palabras

Participé en el concurso Santiago en cien palabras solo una vez. Como era de esperar, no gané nada, ni siquiera un chicle. Estuve pensando en la cantidad de microrrelatos que llegan y la imposibilidad de tener la suerte de que lo que escribiera terminara en un bonito afiche ilustrado en alguna estación. El sitio web oficial del concurso contiene datos demoledores al respecto:

¿Cuántos cuentos han participado cada año?

  • Versión 2001: 2.691
  • Versión 2002: 9.710
  • Versión 2003: 12.239
  • Versión 2004: 17.607
  • Versión 2005: 22.063
  • Versión 2006: 44.789
  • Versión 2007: 50.572
  • Versión 2008: 37.162
  • Versión 2009: 44.081
  • Versión 2010: 44.784

¿Quiénes son los encargados de leer los cuentos participantes?

La lectura de los cuentos contempla una etapa de preselección y una etapa de selección de los finalistas.

Preselección: una vez cerrada la convocatoria, se reparte el total de cuentos recibidos entre un jurado de preselección, conformado 10 a 20 destacados profesionales del ámbito de la literatura nacional, quienes tienen la misión de seleccionar un porcentaje acotado de relatos para que luego sean evaluados por el jurado oficial.

Selección final: el jurado oficial recibe los cuentos preseleccionados para su revisión y posterior deliberación conjunta. Una vez leídos estos relatos por la totalidad de los integrantes del jurado, se realizan reuniones presenciales para elegir a los ganadores y finalistas.

Con esta interesante información me parece que la mera idea de “enviar un relato a ver que pasa” tiene una respuesta segura: no pasará nada. Es más probable acertar en las carreras de caballos o jugando Texas Holdem en los sitios de poker en linea que pasar la primera ronda de selección, no hablemos ya de ganar el concurso. ¿Tiene algún sentido participar? Bueno, si todos pensaran como yo no participaría casi nadie, así que los pocos que sí lo hicieran tendrían muchas probabilidades de ganar. Pero creo que la tendencia es que para este 2012 lleguen al menos 50.000 cuentos. Si estimamos un promedio de 90 palabras por cuento, la extensión del texto total de todos los cuentos sumados es equivalente a 21 novelas de Stephen King (de las cortas, de 400 páginas). Muchas palabras para que alguien se fije en las tuyas, me parece.

Actualización: Me llegó un blog de relatos en 100 palabras, ni una de más o de menos. Caserita, aproveche y compre.

En fin, todo esto no es más que un preludio a los tres microrrelatos que alguna vez envié y que encontré hace un rato, ordenando documentos para un respaldo.  Si usted, al igual que yo, mandó su cuento y no ganó ni apareció en los libros recopilatorios, déjelo en los comentarios. Los fracasados también tenemos derecho a ser leídos.

Completo

Caminando por el centro, en la esquina de Estado con Huérfanos, escuché el vozarrón de un mendigo, que vestido con harapos y sin zapatos, pedía a la gente algo de comer. “¡Tengo hambre!”, gritaba.

Me acerqué, compadecido por su sufrimiento y le ofrecí el completo de luca que había comprado en la Plaza de Armas. El mendigo lo rechazó. “¿Acaso no sabes con qué preparan las vienesas? Es asqueroso” – dijo. Me miró con infinita compasión y se alejó mientras seguía pidiendo comida.

Robin Hood

El problema de la distribución de la riqueza en Chile es uno de las mayores trabas al desarrollo integral de la sociedad. Escuché eso en las noticias. Ahora me siento como Robin Hood, que robaba a los ricos y daba a los pobres. Como soy pobre, lo que robo es para mi familia y para mí. ¿Es de oro esa cadena?

Concurso

Vi el anuncio en una de las paletas publicitarias del Metro. Santiago en Cien Palabras. Podría participar. Quizás gane algo, al menos una mención honrosa, quizás incluso el premio del público. Siempre he querido ser escritor, pero me da miedo que otros lean lo que escribo. Me da vergüenza que crean que son tonteras. Además que entre tanta gente participando, probablemente no gane nada. Sigo caminando, pensando que algún día alguien leerá mis palabras y las disfrutará. Algún día ganaré un premio. Algún día…

17 thoughts on “Santiago en 100 palabras

  1. Yo también me aburrí de participar y de ver como se premiaban cuentos que no eran de 100 palabras. Por algo es “Santiago en 100 palabras” y no “Santiago en 100 palabras o menos”.
    Escribir un microcuento en 100 palabras exactas requiere de un esfuerzo bastante mayor, desde mi punto de vista, que el solo lanzar un par de frases inspiradas, las cuales pueden tener mérito pero no cumplen con el formato.

    Dejo el link del blog donde escribía cuentos de 100 palabras exactas.

    http://sacara100.blogspot.com/

  2. Perdí los que envié antes, bua. Igual habían unos muy pencas, me alegro que no los hayan elegido para nada.
    Ahora dejan enviar hasta cinco cuentos. Imagino que quienes componen el jurado son suicidas, o muy buenos para leer, o los revisan al estilo Passalacqua (ver los primeros y los últimos, y dormir los demás).
    Salute.

  3. El mío:

    Santiago en Cien Palabras:
    Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete, dieciocho, diecinueve, veinte, veintiuno, veintidós, veintitrés, veinticuatro, veinticinco, veintiséis, veintisiete, veintiocho, veintinueve, treinta, treinta y uno, treinta y dos, treinta y tres, treinta y cuatro, treinta y cinco, treinta y seis, treinta y siete, treinta y ocho, treinta y nueve, cuarenta, cuarenta y uno, cuarenta y dos, cuarenta y tres, cuarenta y cuatro, cuarenta y cinco, cuarenta y seis, cuarenta y siete, cuarenta y ocho, cuarenta y nueve, cincuenta -Santiago es una mierda.

    Saludos!

  4. Bueno yo mande este cuento este año, y por lo que veo, no salgo ni cantando entre los 100 del librito.

    “Diez de la noche. Metro lleno, apretados como cerdos, sin dignidad, mientras mongos fanáticos religiosos de sus equipos, gritan y saltan como simios al compás de sus cánticos sin sentido. Mi pequeño hermano me mira a los ojos, con miedo. Esperamos en el anden, jugando al cachipun. Él acaba de conocer la realidad de Santiago.”

  5. Recuerdo el año que partió Santiago en 100 palabras, de hecho mandé un cuento y no gané nada… pero me gustó participar…
    Este año mandaré otro cuento… sólo porque me gusta… independiente del siga participando!!!..

    Inténtalo denuevo, me gustó el del completo y los otros dos no tienen menos mérito…

    Saludos

  6. una vez participé con un cuento y salió en una recopilación, la del 2009. me regalaron un cartoncito, aparecí en alguna foto y millones de libritos para regalar a la familia y amiguis y quebrarla un rato por una tontera.
    pero todavía tenía 17 años y un futuro.

  7. Bueno yo tengo 13 años me llamo ayleen y lo que tengo que decir de santiago es : solo tengo que decir que en santiago no es fácil vivir, por la delincuencia, que hay sobretodo en el centro ya que podemos encontrar de todo hasta lo que uno ni se imagina.Pero ami me gusta santiago es amansado en tecnología no como en el campo pero ya que soy chilena me gustaría que esas cosas cambiaran yo no intento alagar a mi país solo digo la verdad pero apesar de todo me encanta estar con mis compatriotas santiaguinos y los amo

  8. Querida Ayleen, no se necesita ser genio para saber que:
    En Santiago hay mucha delincuencia.

    ¿Para que quieres arruinar la tranquilidad del campo, eh? No, no, deja ahí la tranquilidad. Cuando crezcas te darás cuenta de que es mucho mejor vivir en el campo que en Santiago, aunque sea mas avanzado en tecnología.

    Ayleen, lea el diccionario de vez en cuando y pide que te hagan clases de ortografía, porque en eso estás pésimo.

    • Querida María, déjame decirte que criticar a una persona por su forma de escribir no siempre es bien visto, nadie nace sabiendo y se necesita de práctica… Además la mayoría de sus errores no son ortográficos, sino gramaticales por omisión de puntuación, por si no te diste cuenta es solamente una niña de trece años. Me parece que alguien se despertó con arena en la pussy aquel día kjlasdfhasjkh :BB

  9. sinceramente creo que los tres primeros cuentos(completo,robin hood y concurso) no son para nada buenos….. y si al mandar un cuento no ganas es sensillamente porque es malo, no tiene nada que ver con la cantidad de participantes….. si el cuento es realmente bueno sera reconocido aunque participen mas de 50000 personas

  10. No leí la columna entera (sorry, tengo vida), sólo leí el comienzo, donde parecieras insinuar que encuentras inconcebible no haber ganado un premio y luego los 3 cuentos que escribiste. Y debo decir sobre el mentado concurso; suficientemente cuestionado ya por gente cercana al mundo literario, que lo debería ser mucho más si le diera algún premio a alguna bazofia como las que se te ocurrió enviar. Saludos.

  11. yo tambien estoy de acuerdo con el compadre que escribio que si tus cuentos son malos aunque compitas solo seguro que pierdes,yo mande cinco cuentos este año,cuatro de 100 palabras y uno un poco mas corto,y como dijo hernan rivera letelier,yo los mande por que estoy seguro que gano,este concurso.(lo ultimo que se pierde es la esperanza)y por ultimo no importa si ganan o no participen igual.saludos a todos.

  12. Me gusta la oportunidad que le dan a quienes quieren expresarse.
    Pero pongan los resultados al alcance de todos y no tener que andar investigando quien gano o si tu cuento lo pescaron o no.

  13. Creo que este concurso en un valioso estímulo para nóveles escritores y todos quienes disfrutan de usar la palabra escrita como medio para expresarse. Lo que falta, creo, es recibir de vuelta, a modo de retroalimentación, las razones técnicas de los seleccionadores, uno, o los que hayan participado en la lectura de los cuentos en la etapa de evaluación. Por supuesto, no una respuesta típica o genérica que es como no decir nada, sino una específica y particular a tu cuento que demuestra que recibió una adecuada lectura y fue sujeto de un análisis profesional como cabría esperar de un concurso literario.
    Tarea para los jueces. ah! olvidaba un detalle; Encontraría poco serio responder en menos de cien palabras.

    Saludos.

  14. Estoy de acuerdo con Notophagus, sería tremendo que pudieran darle una pequeña crítica a cada uno de los cuentos que son enviados. Harían falta muchos más jueces, porque si son 10 los preseleccionadores serían cinco mil cuentos por cabeza, demasiado. Yo creo que mil cuentos por juez estaría bien, para que pudieran así dar una pequeña pero sin duda muy valorada crítica a aquellos que comienzan a escribir.

  15. El que se cierre una puerta no es razón suficiente para dejar de escribir. Mucha gente quejándose, mucho cabro resentido por no haber ganado nada…si encuentra irregular todo el proceso de selección, no juegue y listo. De partida se pone en la mesa el tema de la cantidad y no la calidad. SI lo piensan, es preferible someterse al criterio de un solo jurado que el que evalúe, (ridículo que el jurado lea 45 mil cuentos, no creo que se les pague por eso) que tirar a la chuña a la gente para que gane el mas popero o el mas cliché. BIen por la iniciativa pero el tema de los concursos da para mucho, y es suficiente vitrina para saber si uno es bueno escribiendo o no: Están las editoriales, independientes, los autogestionables, el propio internet…tanto lugar donde publicar que solo un puro concurso, que por ende se volvió en el más popular. Digan de una que lo hacen por las lucas y la fama chicos, y no por la razón de escribir. Eso no es del todo malo.

  16. Es cierto que hay gente que lo hace por las lucas, personalmente me parecería genial ganar dinero por algo que logre crear, pero valoro más que el concurso este dirigido a un publico bastante amplio y ayude a muchos a descubrirse a sí mismos y a retratar la cuidad.
    Envié un solo cuento a santiago en 100 palabras y aunque no gané nada, más tarde me llamaron para la publicación del repechaje. Así que puedo decir que primero sentí decepción y luego vino el alivio. En mi humilde opinión, considero que no hay que ser negativo, es un buen concurso y fomenta la creatividad de quienes no se dedican precisamente a ese campo. Leí tus cuentos y el primero me parece bastante bueno. No sé si fue una experiencia real o no, pero al menos yo sí me he encontrado con un tipo que gritaba “tengo hambre”. Creo que deberías reenviarlo, puedes volver a concursar con un mismo cuento que ya hayas enviado, tal vez retocarlo, si te parece.
    Te expresas bien en general y de seguro debes saberlo, pero tal vez te haga falta ser mas autocritico, ahora mismo estoy enviando más cuentos para volver a concursar y aunque escribí bastantes más, esta vez solo envié algunos, ya que por muy bien que hayan quedado, puedo reconocer que no todos eran tan interesantes. Yo votaría por tu cuento y si aceptas una critica, diría que que un mendigo no usa ese dialecto, “chilenizalo” un poco y compara.

¡Comenta!