Seis consejos para mechones

Ahora que soy un hombre titulado (más vale tarde que nunca, y mucho de ese retraso no es culpa mía), me doy cuenta de que hay muchas cosas que debí haber hecho/sabido/evitado  mientras era un simple y tímido mechón. Hubiese ganado algo de tiempo y quizás habría disfrutado más mi estancia en la Universidad. Si pudiera retroceder el tiempo, haría muchas cosas diferente (los líos de falda me los quedo, no se hagan ilusiones, incautas). Después de reflexionar un poco (doce segundos), he ordenado mis reveladoras conclusiones en este didáctico resumen de sugerencias:

Consigue un trabajo

Para la mayoría de los universitarios, el dinero es siempre un problema (A menos que tus viejos te financien el auto, la bencina, las fotocopias, la ropa, los carretes, las drogas, las cervezas, las invitaciones a tomar helado, los moteles, los libros, los materiales de estudio, los condones, la comida del casino, los cigarros y las interminables tazas de café).

Seguramente te sientes muy grande e independiente porque nadie te vigila y puedes faltar a clases para ir a tomar cerveza barata tirado en el pasto o metido en algún bar de mala muerte, pero te aseguro que la verdadera libertad es  la libertad financiera. Mientras más tiempo dependas de tus padres, más cagado estarás a medida que pase el tiempo. Deja que papi te pague el auto y la bencina y te tendrá agarrado de las pelotas durante años. Trabajar desde joven te permite pagar por tus pequeños gustos, ganar experiencia y no aguantar la mierda de nadie.

¿Que trabajo sirve para un universitario? Muchos, y dependen de la carrera que estás estudiando. Puedes trabajar como telefonista, preparando comida rápida, mesero o promotora de mall los fines de semana. Si eres muy emprendedor, puedes hacerte el tiempo para vender hamburguesas de soya o empanadas naturistas en tu campus (la comida barata y decente tiene mucha demanda en la Ues). Hay miles de otras cosas que pueden hacer los universitarios: algunos organizan cuadrillas para pintar casas o lavar autos los fines de semana. Algunas cuidan niños, hacen clases particulares, etc.

Por favor, no te quejes de que tienes mucho que estudiar y que por eso no puedes trabajar. Esa es una excusa inaceptable digna de perdedores. Es obvio que no puedes tener un trabajo en horario de oficina, pero eso no te impide ser productivo de alguna manera.

Elige un semestre y hazte pedazos

Yo fui bastante consciente durante toda mi época universitaria. Seguro que a los padres eso les parece bueno, pero de todos modos siento que me perdí de algo. Quizás mis carretes de mechón puedan parecer grandes carretes de desenfreno para personas más tímidas, pero si pudiera volver el tiempo atrás aprovecharía ese semestre cuando tuve sólo tres ramos para ir un paso más allá en la escala involutiva y llegar hasta el fondo del abismo en el largo espiral hacia el colapso.

Los carretes de lunes a viernes, los excesos sexuales o el uso de drogas recreativas es algo aceptable en un lapso muy breve de la vida. Alguien que vive así a los cuarenta años se ve como el Negro Piñera, que es el epítome de la falta de dignidad. Por tanto, vayan a hacer cosas que recuerden cuando sean viejos, faltar a un par de clases no mató a nadie. Recuerden que las malas decisiones hacen grandes historias, y ninguna aventura comienza con un vaso de agua.

La universidad es una carrera de largo aliento

Cuando era mechón presumía de tener “el don”. Este “don” es la capacidad de que las cosas salgan bien en el largo plazo, más allá de los resultados específicos. No sé si pueda defender esa teoría ahora, pero está claro que, aunque me atrasé un año, me titulé antes que otros que no se echaron ningún ramo. De algún modo el éxito basado en las calificaciones es tan inútil como en el colegio (apuesto a que nadie se acuerda de las notas que tenía en séptimo básico), por lo que un fracaso específico no es nada del otro mundo, siempre que puedas enfocarte en el mediano y largo plazo. Yo diría que no echarse al menos un ramo es como no haber sido universitario.

Haz cosas nuevas

En cualquier universidad decente hay un montón de cursos, talleres, programas y actividades extracurriculares disponibles. Aprovéchalas. No significa que te inscribas en todas, pero puedes estar en al menos una distinta cada semestre. Vas a conocer muchas más chicas en las clases de salsa o tango que carreteando en el pasto. Claro, en el pasto puedes conocer a muchas minas ebrias, pero no pasa de eso. Haciendo cosas diferentes tienes la oportunidad de conocer personas diferentes y establecer más y mejores relaciones sociales a largo plazo. Si se trata de enriquecerte como persona, pasar por experiencias nuevas es una manera de conseguirlo, más allá de un cartoncito que no te servirá de mucho. ¿No has escuchado que para encontrar trabajo hay que tener pitutos? Pues los pitutos se hacen conociendo gente y estableciendo lazos. Quizás en un par de años te encuentres con alguien que conociste en un taller de Yoga, y ese alguien podría perfectamente ser gerente de personal, o conocer a alguien de recursos humanos, o al menos tener algún dato de trabajo.

Aprovecha también los cursos electivos. No es tan malo tomar ramos de otras facultades (pasa lo mismo: puedes aprender cosas interesantes y conocer gente más allá de tu círculo en tu mismo campus).

Haz un curso de dactilografía

Dependiendo de la carrera tendrás que redactar como mínimo cuatro o cinco informes por cada ramo.  Seis ramos al semestre son 30 textos, con extensiones que fácilmente superan las diez páginas. Aprender a escribir rápido y bien en el PC te ahorrará muchas horas cada semestre. No creas que exagero, en carreras como Periodismo te puede ahorrar días completos. Aprender a usar Word y Excel más allá de los básico también es muy recomendable. En muchas carreras tendrás algún ramo de Metodología de la Investigación, y apuesto una botella de buena cerveza a que tendrás que hacer alguna encuesta y tabular cientos o miles de datos después de eso. Word y Excel, no lo olvides. No creas que porque sabes poner una palabra en negrita o cursiva sabes todo lo que hay que saber de estos programas, que están llenos de herramientas para hacerte la vida más fácil. Después te quiero ver cuando imprimas y salga todo descuadrado porque ni siquiera sabes configurar los márgenes.

No tengas una relación de pareja con alguien de tu carrera, menos de tu mismo curso

Esto es en serio. Aprende de mi propia experiencia y la de muchas amistades destruidas, parejas rotas, comentarios de pasillo y un montón de basura que no pensabas que iba a pasar. Al principio creerás que es una buena idea, que pueden estudiar juntos y compartir apuntes y fotocopias. Craso error, payaso. Te aseguro que la tasa de fracasos supera 90%, y cuando hablo de fracaso no es sólo que la relación no llega a ningún lado, sino determinar diciendo  “tengo que ver a X todo el día en la U”. No es sólo que yo haya tenido que lidiar con eso, sino que conozco a muchas personas que pasaron por lo mismo y no es sano para nadie. El mundo es grande, anda a buscar pareja a otro lado (en un CFG o taller como los que mencioné antes).

Esto no significa que no te puedas comer a una compañera de curso en algún carrete, pero aléjate de las relaciones serias con alguien que estudia lo mismo en el mismo lugar. La competencia académica (quien se saca las mejores notas) será el menor de los problemas.

9 thoughts on “Seis consejos para mechones

  1. Vale, algunas cosas ya las había pensado.
    Pero venga, que tienen sentido las otras :P Te haremos caso, Boo, si no funciona al menos podré hecharte la culpa después.
    Jajaja, nah, no te creas.
    Lindo de tu parte querer educar a los pichones que venimos detrás.

    Saludos!
    Mirie.

  2. @Monica de los 7 Infiernos: No te creo.

    @Alia: el problema es que si sigues ese consejo terminas siendo odiado por las mujeres, que hasta se hacen amigas entre sí para odiarte :|

    @Mirie: Estoy seguro que ningún novato me va a poner atención, pero al menos son consejos genuinos. Y desoírlos es también parte del proceso.

  3. Creo que con la parte que más me rei fue con esta.
    Cito:
    “@Monica de los 7 Infiernos: No te creo.”
    jajajajajajjajajaj !!!!!!!!!!!!!!!!!

    Que pedazo de humor que te gastas xD !!!…
    Se viene mi blog para desahogarme con letras que con palabras ;) .

    Saludos.-

  4. Buena entrada, columnista incendiario!

    “Aunque me atrasé un año, me titulé antes que otros que no se echaron ningún ramo” -> “Me duele mi odgullo” (Guille) xD

    Salú!

  5. Realmente ahora que estoy a punto de salir de cuarto medio, este artículo me deja bastante sobre que pensar y hacer, pero bueh, veré que hago, quizá esto me sirva de algo (o de mucho, quien sabe).
    Una pregunta, ¿Has leído el diario de Dross? Si lo leíste sería bueno q me dijeras que te parece, y si no, te invito a leerlo.
    Saludos!

¡Comenta!