Televisión de calidad

Sé que cuando hablamos de televisión de calidad estamos dejando el terreno listo para un estéril debate sobre lo que entendemos como “calidad”. Volvemos a mencionar el absurdo de la Alta y Baja cultura, el elitismo intelectual y un montón de blablabla que termina por ser un mero ejercicio masturbatorio para deleite del que haya leído más libros.

La pregunta que debemos hacernos es “¿Esto ayuda a que el mundo sea un lugar mejor?”. No, el debate no se movería a “definir qué es mejor”. Hay una simpleza evidente en la pregunta y a esa sencillez deberíamos remitirnos. ¿Necesitamos matar nuestro tiempo con basura? La justificación del entretenimiento me parece demasiado frívola. Pensamos que somos mejores que los romanos que obligaban a personas a acuchillarse entre sí en un estadio, pero ¿estamos haciendo algo por el mundo? ¿O solo nos limitamos a enturbiar nuestra vida con lo que otros han decidido que deba ser divertido para nosotros?

Television de calidad
La televisión nunca será “de calidad”. Hay que asumirlo y seguir adelante. 

…Siendo ese un invento con tantas posibilidades de elevar la condición humana, se emplea para adormecer la mente y achatar el espíritu. Y todo avalado por grandes universidades que controlan canales, bendecido por respetables religiones que controlan universidades, auspiciado por poderosas empresas que venden pomadas y subvencionado por el mismísimo estado tutelar de la nación.

Son las más solemnes instituciones respaldando la más formidable campaña de apocamiento cultural y envilecimiento personal a que jamás haya sido sometido el país. La tecnología electrónica (…) se ha convertido en el medio para diseminar valores foráneos, desorganización familiar, violencia juvenil, noticiarios torcidos, juegos de azar, bebidas alcohólicas, modas estúpidas y mediocridad ambiental.

Pablo Hunneus, en la introducción a la vigésima sexta edición de la Cultura Huachaca, marzo de 1999

Sí, en marzo de 1999 alguien ya había escrito sobre lo mal que estaba la televisión en Chile. Ahora, con doscientos canales en el plan básico de televisión pagada, ¿estamos mejor? Mi opinión es que no lo estamos.

Una vez destetada del ansia efímera de tele, la mayoría descubrirá que leer significa pasar un buen rato. He aquí mi sugerencia: la desconexión de la caja-loro es una buena manera de mejorar la calidad de vida, no sólo la de la escritura. Además, ¿de cuánto sacrificio hablamos? ¿Cuántas reposiciones de Frasier y Urgencias hacen para relizarte como norteamericano? ¿Cuántos horas de teletienda? ¿Cuántas…? No sigo, que me sulfuraría.

Stephen King, Mientras Escribo

Así pues, la conclusión es evidente: no hay que rogar por televisión de calidad, por más programas culturales ni más documentales. Hay que apagar la tele. Solo eso.

Escrito por Boolture

3 Comentarios en “Televisión de calidad

  1. Assilem Responder

    Febrero 6, 2012 at 2:32

    En realidad, no creo que este asunto se solucione con programas culturales. Quizás la mayoría de la gente se queje y diga que está cabreada de la farándula, que hay tanta pechuga y tanto trutro mostrándose ante las cámaras, que eso no puede ser, pero no estoy segura de que esas personas tengan claro lo que quieren ver. ¿Habrá propuestas llamativas?

    La televisión tendría que ser un motor y un camino, no un fin. Podría funcionar como un hipertexto (la gente habla de este libro/película/ciudad en la tele, ¿cómo será?). Y tampoco tenemos por qué ceñirnos a las grandes señales de TV. ¿Cómo hacerlo? Creo que haré un post al respecto, jaja.

    Saludos.

  2. RiC Responder

    Febrero 7, 2012 at 8:28

    Yo tengo mi televisión apagada todo el tiempo, salvo algunas excepciones:

    – Noticias de las 21.00 a 22.00 (cuando estoy en mi dpto)
    – Para ver una película por DVD.

    Detesto la programación que dan, salvo algunos programas de política como tolerancia 0.

    En fin,

    saludos,

  3. Pri Responder

    Diciembre 3, 2012 at 10:04

    Me es insoportable el siquiera pasar por un canal cuando hay algún programa de farándula, fútbol o realities…si lo sé, el fútbol es un deporte…pero genera cosas tan pencas, peleas, asesinatos, etc..que cada día lo odio más.

    Pero hay una razón para todos esto!! siiiiii la hay!!
    Estos programas sirven para mantener a la gente como zombie!…si un zombie!
    que no piense, que sólo siga masas que apoye y done dinero a la teletón, que no reclame contra el sistema, que apoye protestas sólo porque está de moda.
    Al sistema le convienen los zombies…

    Saludos!

¡Comenta!